Una avería obligó a BCN a ‘exportar’ basura a Lleida durante dos años

stop

DAÑO MILLONARIA

22 de diciembre de 2011 (20:58 CET)

Una avería en la planta de procesamiento de restos orgánicos del Fòrum de Barcelona ha mantenido paralizados hasta este mes los enormes digestores que transforman los desechos en abono. La rotura de una válvula de la planta Ecoparc 3 obligó durante más de dos años a trasladar los restos a una planta privada en Lleida. El percance ha supuesto un aparatoso proceso cuyos costes millonarios hasta ahora no se sabe a ciencia cierta quién asumirá.

La mancomunidad de municipios, la entidad pública responsable de la gestión de residuos en el área metropolitana de Barcelona, confirmó a Economía Digital que la avería tuvo unos costes muy elevados pero cuya totalidad aún se desconoce. “Es un tema que está en discusión entre la empresa que gestiona la planta y las aseguradoras. Todavía están discutiendo y calculando las cantidades”, afirmó Joan Miquel Trullols, director de gestión de residuos.

La mancomunidad de municipios aumentó sus pagos a la empresa gestora para que, en un primer momento, pudiera asumir los costes adicionales pero asegura que ya los ha recuperado. La planta de residuos (conocido como Ecoparc 3) es gestionada por la empresa Ecoparc del Mediterrani, un conjunto empresarial dominado por Cespa.

Costes millonarios

La planta del Fòrum, especializada en el procesamiento de la basura procedente de los contenedores grises, tiene la capacidad de procesar 400.000 toneladas al año. La mancomunidad paga, en promedio, unos 75 euros por tonelada procesada a las compañías gestoras, con lo cual los costes relacionados con la paralización pudieran suponer unos 30 millones de euros al año (60 millones en total) además de los gastos adicionales de transporte y la reparaciones.

La avería afectó los cuadros eléctricos que quedaron inundados con los desperdicios. La empresa gestora, que tiene una concesión hasta el 2020, ya ha comenzado nuevamente las pruebas en el digestor del Fòrum y se espera que en enero comience a funcionar con normalidad.

La empresa Cespa no ha aclarado cuánto ha costado el traslado de la basura ni ha detallado los nombres de las aseguradoras que han asumido costes. Lo que sí ha confirmado es que estudia demandar al fabricante de la válvula.
La mancomunidad asegura que ha quedado demostrado que la avería, que se produjo cuando la planta llevaba sólo cuatro años en funcionamiento, no se produjo por una mala gestión, sino por un defecto de fabricación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad