Unilever certifica la recuperación de las ventas en España y Grecia

stop

Los beneficios de la multinacional resisten el hachazo del cambio de divisas, que recorta 8,5 puntos la facturación

24 de julio de 2014 (12:16 CET)

Unilever empieza a recuperar negocio en los mercados más afectados por la crisis de consumo. En la presentación de resultados semestrales, la multinacional holandesa ha certificado que aprecia “signos de recuperación en España y Grecia”.

En contrapunte, Europa Central ofreció signos de debilidad en el resultado de explotación del grupo. Aseguran que se debe a la situación del mercado polaco. En conjunto, la cifra de negocios de Europa en los seis primeros meses del año ha retrocedido ligeramente, el 0,8%. "Hemos experimentado una desaceleración adicional en los emergentes mientras que los desarrollados aún no han repuntado", señala el consejero delegado de la firma, Paul Polman.

Cambios de divisas

La fortaleza del euro también ha repercutido negativamente en las cuentas de Unilever. La compañía achaca al cambio de divisas el retroceso de 8,5 puntos porcentuales de la facturación global, que llegó a los 24.098 millones de euros. El 5,5% menos que si se compara con la cifra de negocios del primer semestre de 2013.

Con todo, el propietario de marcas como Dove, Lipton, Axe o Rexona ha resistido la fluctuación monetaria. Ha logrado un beneficio neto atribuido de 2.818 millones de euros, el 16% más que el mismo periodo del año anterior.

En cuanto a la deuda neta, ha incrementado en 800 millones de euros. Se ha situado en 9.300 millones al cierre del primer semestre frente a los 8.500 millones contabilizados el pasado 31 de diciembre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad