Unipost se juega tres millones en la Audiencia Nacional

stop

CCOO y CGT denuncian al grupo postal de los Raventós y reclaman las extras de verano y Navidad de 2016

Sede de Unipost en Barcelona

Barcelona, 16 de enero de 2017 (06:00 CET)

Los conflictos laborales no dan respiro a los Raventós. La plantilla del grupo postal Unipost lleva meses cobrando tarde y, además, todavía no ha recibido el 60% de la paga extra de verano y la totalidad de la de Navidad. Ahora, los sindicatos han decidido llevar estos atrasos ante la justicia, y podrían hacer un agujero de más de tres millones en las ya mermadas cuentas del grupo.  

CCOO y la CGT han denunciado a Unipost ante la Audiencia Nacional para reclamar las pagas extras. La CGT registró la demanda en diciembre, mientras que CCOO lo hizo la pasada semana, según explicaron fuentes sindicales. El resto de sindicatos, UGT y USO, podrían adherirse a las denuncias.

Desde la compañía explicaron que "Unipost está negociando con los trabajadores acciones para garantizar la viabilidad sostenible de la compañía", pero evitaron comentar los procesos en curso.  

La mala situación de tesorería llevó al grupo postal a trocear la paga extra de verano y a abonar las nóminas en dos veces. Los sindicatos no aceptaron en calendario de pagos e hicieron huelga contra los impagos, pero Unipost, en vez de acelerar los pagos, incumplió sus propios plazos. La causa, un conflicto con Correos que tensionó todavía más su caja y que aún está en la mesa de la CNMC.  

Dos denuncias  

En diciembre, el grupo informó a los sindicatos de que posponía el pago de los tramos pendientes de la extra de verano y de que no pagaría la de Navidad. Para oficializarlo y ganar tiempo, lo llevó a la comisión de convenios, que podría resolver esta misma semana. Sin embargo, los sindicatos consideran que el aplazamiento del 60% de la de verano no es legal porque se comunicó fuera de plazo.  

Por ello, la denuncia de CGT sólo hace referencia a esta paga, y el juicio se celebrará el próximo 14 de febrero. En cambio, CCOO ha denunciado ambos retrasos, ya que, de cara al juicio, ya conocerán si la comisión de convenios concede el retraso de la paga de Navidad o no. En cualquier caso, dicho sindicato considera que esta demora también es ilegal, ya que la extra son derechos devengados durante todo el año.  

Más de tres millones en juego  

La compañía ha advertido a los sindicatos de que este conflicto pueden dar la puntilla a la compañía. Si la Audiencia da la razón a los trabajadores, puede costarle 3,1 millones a Unipost: 1,1 millones por el 60% de la extra de verano y 2 millones por la de Navidad.  

En la actual situación de tesorería del grupo postal dirigido por Pablo Raventós, estos 3 millones pueden costarle muy caros. Unipost logró reducir pérdidas en 2015, de 5 a 2,2 millones. Pero en 2016, los números rojos volvieron a crecer hasta cifras de 2014, según adelantaron fuentes conocedoras de la situación. La causa, la pérdida del contrato con Iberdrola.  

Para superar este bache, la compañía consiguió un crédito de la Generalitat, a través de Avançsa. Pero de poco sirvió, ya que un conflicto con Correos dejó a Unipost otra vez al borde del precipicio. La empresa pública retiró la condición de cliente preferente a la empresa de los Raventós, con lo que dejó de hacerle descuentos en el franqueo y le obligó a pagar al día. Unipost lo denunció a la CNMC.  

Mientras tanto, el grupo postal privado también tiene un frente abierto con la plantilla en la inspección de trabajo y está sufriendo bajas de algunos trabajadores que, acogiéndose al artículo 50 del estatuto de los trabajadores, reclaman indemnizaciones de 45 días por año a causa de los impagos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad