Vodafone se convierte en el primer operador de telecomunicaciones en comercializar Amazon Echo y Echo Dot. EFE
stop

Vodafone estudia presentar un nuevo ERE en su plantilla española que puede afectar hasta a 1.000 trabajadores, el 20% del total

Economía Digital

Vodafone se convierte en el primer operador de telecomunicaciones en comercializar Amazon Echo y Echo Dot. EFE

Madrid, 23 de noviembre de 2018 (11:20 CET)

Vodafone estudia reducir su plantilla en España. Esto se debe al empeoramiento de los márgenes del negocio y de la situación competitiva por la guerra de precios. En la presentación de resultados el consejero delegado, Nick Read, anunció un plan de reducción de costes operativos anuales en 1.200 millones de euros en 2021, aunque no explicó en qué áreas se harían recortes.

La filial de la empresa británica lanzaría un expediente de regulación de empleo (ERE) que podría afectar a un máximo de 1.000 de los 5.000 empleados del grupo en España, según informa El País. Esto supone el 20% de la plantilla.

Vodafone no desmiente ni confirma la información sobre los despidos en España

Los despidos serían negociados con los representantes sindicales para lo que se abrirá una mesa de negociación en las próximas fechas, una vez que se haya presentado el ERE. Sin embargo, el ajuste aún no ha sido comunicado oficialmente a los sindicatos. Vodafone, por su parte, ni confirma ni desmiente la información.

La operadora ya realizó un ERE en 2015 que supuso el despido de 1.509 trabajadores. El expediente se pactó con los sindicatos mayoritarios. En ese momento fue por por las duplicidades que se produjeron tras la compra de Ono en 2014. También realizó otro en 2013 para 900 empleados.

Vodafone pierde clientes e ingresos

El nuevo ERE llegaría en un momento financiero complicado de la empresa. Desde que la compañía decidió apostar por abandonar la guerra comercial por la retransmisión del fútbol en España han perdido 98.000 clientes, hasta los 1,26 millones- que se mudan a sus competidores.

Solo en el último trimestre la base de clientes de televisión descendió en 66.000 -unos 69.000 en el caso de banda ancha fija-. Estos se repartieron principalmente entre Telefónica Orange, las empresas de telecomunicaciones españolas que más han apostado por el fútbol las dos últimas temporadas.

Vodafone dejó de ofrecer El Partidazo –encuentro que cada jornada juegan Real Madrid o Barcelona– ​y la UEFA Champions League tras llegar a la conclusión de que el pago por los derechos televisivos no eran rentables.

Así, pese a sus campañas más agresivas y descuentos "para toda la vida" que al final se quedaron en tres meses en el primer semestre fiscal de la empresa los ingresos se han reducido un 3,2%.

Hemeroteca

Vodafone
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad