Volkswagen suma 1.000 millones a la factura del 'dieselgate'

stop

EEUU pacta un segundo acuerdo con el fabricante para los vehículos más grandes y de lujo que fueron manipulados

Economía Digital, con información de EFE

Emblemas de VW del Golf VII en una línea de producción en la planta del grupo automovilístico Volkswagen en Wolfsburg. / Reuters
Emblemas de VW del Golf VII en una línea de producción en la planta del grupo automovilístico Volkswagen en Wolfsburg. / Reuters

Barcelona, 19 de diciembre de 2016 (11:40 CET)

Mientras la Comisión Europea (CE) se resiste a imponer sanciones de entidad al grupo Volkswagen, los Estados Unidos (EEUU) ultiman una sanción histórica para el fabricante alemán por el dieselgate. Al importe anunciado en junio pasado (10.000 millones de dólares) se podrían sumar ahora otros 1.000, según aseguran fuentes cercanas a la negociación entre la compañía y las autoridades estadounidenses.

Este incremento de la factura está relacionado con las reclamaciones vinculadas a los vehículos más grandes y de lujo de la marca. Según las mismas fuentes, la multinacional Robert Bosch GmbH, proveedora de Volkswagen en territorio estadounidense, perfila también su propio acuerdo financiero para resolver las reclamaciones de los usuarios.

Los 10.000 millones de dólares pactados en verano se destinarán a compensar a los conductores de 475.000 vehículos diésel con motores de dos litros que incumplían las leyes de emisiones de gases nocivos en EEUU, gracias a un software instalado en los vehículos.

Ahora, Volkswagen ha pactado recomprar otros 20.000 coches de primera generación con motor de tres litros y reparar los 60.000 restantes de segunda generación, explican las mismas fuentes. Una portavoz de la compañía confirmó este domingo que se están "haciendo sustanciales progresos de cara a la resolución" del problema con estos vehículos. Con todo, las negociaciones en torno al escándalo siguen siendo confidenciales por orden judicial.

Berlinas y SUV

Entre los modelos ahora en discusión hay versiones modernas de berlinas y SUV de Volkswagen, Audi y Porsche, más caros que los vehículos de dos litros y por lo general con menores emisiones de gases contaminantes. En relación al acuerdo con Bosch, éste podría superar los 300 millones de dólares,  dinero que se destinará a los consumidores afectados y al pago de abogados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad