La multa de Estados Unidos a VW despierta la avaricia de la Unión Europea

stop

Bruselas reivindica el derecho de los europeos afectados por el fraude de las emisiones a recibir compensaciones como las pactadas en EEUU

Operarios limpian el logo de Volkswagen en un concesionario de coches / EFE

Barcelona, 04 de julio de 2016 (16:37 CET)

Más de nueves meses después de que estallara el caso del fraude de las emisiones de Volkswagen (VW), la Comisión Europea (CE) se ha puesto reivindicativa con respecto a los derechos de los consumidores. El motivo, el agravio comparativo respecto al trato a los clientes afectados entre Estados Unidos y la UE.  

Bruselas ha necesitado un acuerdo en EEUU, por el que el fabricante alemán pagará unos 15.000 millones de dólares, para despertar de su letargo. El millonario acuerdo, con sólo medio millón de coches afectados –Europa tiene unos ocho millones–, ha dejado en evidencia a Europa y sus mecanismos de defensa de los consumidores.  

Consciente de ello, la CE ha reaccionado este lunes, por medio de una de sus portavoces, Lucía Caudet, que ha acusado a VW de "esconderse detrás de argumentos legales" para huir de una sanción: "Los consumidores de la UE han sido engañados igual que en Estados Unidos, por lo que esconderse detrás de argumentos legales no es la mejor manera de proceder".  

Sin embargo, la reacción tampoco ha sido demasiado dura, ya que Caudet ha apelado a la voluntariedad del gigante alemán. Pagar compensaciones a los conductores afectados "es una decisión que tendrá que tomar Volkswagen y serán los consumidores europeos quienes decidan si han sido tratados correctamente o no", ha asegurado.

El papel de los estados

Sobre el derecho de los consumidores europeos a obtener compensaciones legales, Caudet ha dicho que lo tendrán que determinar los tribunales a nivel nacional y "caso por caso" y que la decisión está adscrita a las leyes nacionales de consumo. "No depende de nosotros tener una solución", ha añadido.

Con respecto al papel de los estados, la portavoz comunitaria ha reiterado que si "la ley de homologación no se ha respetado, los Estados miembros tienen que imponer multas, efectivas y proporcionales", aunque ha repetido que la CE espera "un gesto voluntario" por parte de la compañía.

Mientras en EEUU ya se ha llegado a un acuerdo para la recompra del coche más una compensación, y el pago de una importante sanción, todo lo que se ha hecho en la UE es un plan para reparar los vehículos, que, además, avanza con retraso, como avanzó Economía Digital.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad