Zardoya Otis se bandea con las exportaciones

stop

Se mantiene en beneficios gracias a las ventas del exterior que amortiguan la caída en nuevas instalaciones y mantenimiento en España

Fachada de la sede de Otis | ED

08 de octubre de 2014 (20:36 CET)

Coincidiendo prácticamente con el fallecimiento de Francisco Javier Zardoya García, el que fuera hijo del fundador de la empresa vasca de ascensores Zardoya y presidente hasta hace cuatro años de la actual Zardoya Otis --tras su fusión en 1972 con Schneider Otis--, el fabricante de ascensores y escaleras mecánicas vuelve a presentar unos resultados que ponen de relieve que las consecuencias derivadas de la crisis del mercado inmobiliario se mantienen, y que, de momento, no se atisba la recuperación que algunos tratan de airear. Al menos no en el mercado de obra nueva, sea o no residencial.

A pesar de todo, aguanta el tirón. Sin agobios de deuda financiera (apenas 20 millones de euros) y con el aporte del mercado exterior, está logrando amortiguar la caída de las ventas en España.

Sin nuevos ascensores y con menor mantenimiento

Retroceso a todos los niveles. No solo en la ejecución de nuevas instalaciones por la paralización en la construcción de nuevas casas, sino también en los servicios de mantenimiento de los ascensores ya construidos, motivado por la resolución o negociación a la baja de los contratos en esa búsqueda de las comunidades de propietarios por reducir gastos.

Con este panorama, en los nueve primeros meses de su año fiscal (diciembre 2013/ agosto 2014), Zardoya Otis ha visto reducidas sus ventas un 2,9% respecto al mismo periodo de hace un año, con un retroceso sin freno de la obra ejecutada en nuevas instalaciones de casi el 30%, hasta situar los ingresos por este concepto por debajo de los 30 millones de euros. El mismo porcentaje que crecieron las exportaciones con esos 106 millones de euros facturados fuera de España.

Beneficios, al fin y al cabo

En cuanto a las ventas de servicios (los contratos de mantenimiento de instalaciones) alcanzaron los 404,5 millones de euros, un 6,6% de reducción sobre la obtenida al tercer trimestre de 2013, afectado por la moderación de los precios y el menor volumen de modernizaciones y reparaciones. Las unidades con contrato de mantenimiento al finalizar el tercer trimestre de 2014 eran 283.085, un 0,8% menos que las de 2013.

Son datos que se reflejan en ese 4,3% que mengua el resultado bruto de explotación, hasta 175,5 millones de euros, y en el resultado neto final, que arrojan unos beneficios de 113,2 millones, un 4,4% menos.

Cartera pedidos en el exterior

El buen comportamiento de las exportaciones tiene visos de mantenerse en el futuro, pues de esos mercados provienen la mayoría los contratos recibidos para nuevas instalaciones. De casi 60 millones de euros entre junio y agosto. De esta manera, su cartera de pedidos se incrementa un 3,3 % en el mismo periodo.

Zardoya Otis también está aprovechando la crisis para aumentar de tamaño. Con ese objetivo firmó en 2011 un acuerdo con Banca March para financiar adquisiciones de empresas por un plazo de tres años y hasta un importe máximo de 100 millones de euros, a dividir en pólizas de crédito individuales con plazos de amortización entre tres y cinco años.

Expediente sancionador

A las compras realizadas entre 2012 y 2013, entre ellas Ascensores Enor, Zardoya Otis ha cerrado en lo que va de año la compra de la Sociedad Admotion, con el 8,33% del capital que le faltaba, y del 3,66% de las acciones de Puertas Automáticas Portis, por un valor de 1,4 millones de euros, pasando a controlar casi el 94% de esta sociedad.

El lado negativo de estas operaciones se relaciona con el expediente sancionador dictado por la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC), contra Zardoya Otis y contra otras empresas del sector de la elevación, por el que le fue requerida la presentación de un aval bancario por 2,8 millones de euros, que se mantendrá hasta que se resuelva el recurso presentado por la empresa, en febrero de 2014, ante la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad