Solo 1 de cada 4 empleados abandonará el teletrabajo con el fin del Covid

El 64% de los empleados que han teletrabajado en España podrán combinar su regreso a las oficinas con jornadas desde su residencia, según un estudio de Hays

Carlos, periodista freelance de 33 años, teletrabajando. EFE

El avance de la campaña de vacunación acerca cada vez más a España a la nueva normalidad, después de más de un año marcado por los confinamientos, las restricciones y el teletrabajo. Sin embargo, algunos cambios han venido para quedarse.

Un estudio elaborado por la multinacional de recursos humanos Hays ha determinado que el 64% de los trabajadores que se ha visto obligado a teletrabajar durante la crisis sanitaria del coronavirus seguirá prestando su servicio de forma combinada: algunos días deberá acudir a la oficina, pero el resto podrá completar su jornada desde casa.

Se trata de la fórmula más demandada, frente al 24% de los empleados que reconocen que cuando finalice definitivamente la amenaza de la Covid-19 tendrán que reincorporarse de forma presencial total a sus puestos. Apenas un 3% vaticina que continuará realizando todas sus funciones de manera remota tras la pandemia.

La encuesta también establece que hasta un 10% de los empleados que se han visto abocados al teletrabajo en el último año tendrán libertad total para elegir si siguen trabajando a distancia o si acuden de forma presencial, sin ningún tipo de imposición por parte de la dirección de la empresa.

Los analistas consideran que detrás de este cambio del modelo de trabajo se encuentra la presión de los propios empleados que pueden escoger una oferta de empleo y otra en función del tipo de presencialidad que se les exija.

“En estos momentos, es lógico que las compañías que puedan se decanten por un modelo de trabajo más flexible. Los candidatos es lo que quieren”, ha explicado el director de HAYS Response en España, Salvador Sicart.

“Cuando se está trabajando hay que dedicarse al 100% al trabajo y por eso muchas empresas consideran que sus trabajadores serán más productivos con un modelo híbrido que combine presencialidad y teletrabajo, pero desde su domicilio habitual”, ha agregado el especialista.

Las empresas no facilitan el teletrabajo desde segundas residencias

Aunque el modelo de teletrabajo se ha establecido con facilidad en España, lo que las empresas sí que han limitado es desde dónde tienen que prestar sus servicios los empleados. El 60% de los encuestados está obligado a realizarlo desde su lugar de residencia habitual.

Estas prohibiciones chocan de frente con las pretensiones de los españoles que están teletrabajando. En plena campaña de verano, siete de cada diez ha reconocido que sería más feliz si pudiera trabajar también desde su segunda vivienda.

Varias personas toman el sol en la playa de Gandía (Valencia) con la mascarilla, de uso obligatorio incluso cuando se respeta la distancia de seguridad | EFE/NF
Varias personas toman el sol en la playa de Gandía (Valencia) durante el arranque de la campaña de vacaciones. EFE

“Productividad y felicidad son dos conceptos muy difíciles de casar y, por mucho que los trabajadores sean más felices teletrabajando desde sus segundas residencias, esto puede comprometer su nivel de productividad“, ha justificado Sicart.

El riesgo de los ciberataques a las empresas se dispara

A esta decisión, hay que sumar el riesgo de sufrir un ciberataque que se ha disparado en todo el mundo durante la pandemia. Un informe de Avast ha calculado que las amenazas han aumentado un 24% a nivel internacional con respecto a las cifras de 2020.

En España, la probabilidad de que un usuario empresarial se tope en su ordenador con algún tipo de ataque cibernético es del 21,52%, lo que coloca al país por encima de la media mundial, de acuerdo a los datos facilitados por este operador de programas de antivirus.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.