Bajar el IVA de las mascarillas costará 353 millones, cinco veces menos de lo que preveía el Gobierno

AIReF cifra el impacto de la rebaja del IVA al material sanitario para centros hospitalarios en 533 millones de euros este año

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero. EFE

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero. EFE

Mucho se habló al término del pasado verano y en inicio del otoño de 2020 de la bajada del IVA de las mascarillas, reclamada por la oposición y buena parte de la sociedad ante el progresivo aumento de los contagios del Covid tras la tregua del periodo estival, hasta el punto en el que el Gobierno acabó cediendo a las presiones y aprobó la rebaja a mediados de noviembre.

El Ejecutivo aplazó las bajada de este producto imprescindible en la era Covid-19 aduciendo que necesitaba contar con el visto bueno de la Comisión Europea, ya que la normativa comunitaria lo prohibía, mientras que desde la oposición se acusaba al Gobierno de negarse a la bajada, ya que numerosos países la habían llevado a cabo desde mayo de 2020.

Además, el Ejecutivo rechazaba la bajada en un principio al estimar que causaría 1.568 millones de euros de menor recaudación al año, bajo el supuesto de un consumo diario de 50 millones de unidades de mascarillas al día, vetando las enmiendas que reclamaban la medida por parte del PP, Cs y Vox.

Finalmente Hacienda envió una carta a la Comisión Europea preguntando si podía bajar el IVA a las mascarillas, a lo que Bruselas respondió señalando que esos tipos reducidos o exentos no estaban en principio permitidos por la vigente directiva comunitaria, aunque sí bajo la propuesta de reforma en la que trabajaba la Comisión Europea.

Por ello, confirmó que no abriría procedimiento de infracción contra Estados miembros que quieran aplicar tipos reducidos o exentos en mascarillas, tal y como habían hecho varios países desde hacía meses.

AIReF estima un impacto de unos 353 millones

Sin embargo, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) estima un impacto considerablemente inferior al que calculaba Hacienda, al cifrar en unos 353 millones de euros el impacto recaudatorio de bajar el IVA de las mascarillas quirúrgicas del tipo del 21% al superreducido del 4%, cinco veces que lo que calculaba Hacienda.

No obstante, fuentes de la AIReF explican que se trata de una estimación “muy incierta” al no disponerse de estadísticas del uso de mascarillas anterior a la pandemia, ni una certeza sobre el consumo de este tipo de productos en la pandemia. No obstante, la previsión no estaría muy alejada de la realidad.

Y es que en los dos primeros meses del año la medida provocó una caída de ingresos de 43 millones de euros, según los datos de recaudación tributaria de la Agencia Tributaria, por lo que si se extrapola al conjunto del año, el impacto podría rondar los 258 millones de euros, algo que dependerá del uso por parte de los ciudadanos.

En febrero la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, rechazó la posibilidad de rebajar el IVA de las mascarillas FPP2 desde el 21% al 4% como pedían algunos grupos debido a que en España “no son obligatorias”.

538 millones por el impacto de bajar el IVA sanitario

Teniendo en cuenta el total de rebajas aplicadas en el IVA a material sanitario asociado con el Covid-19, la AIReF estima que el impacto será de unos 538 millones de euros en 2021, incluyendo las bajadas del IVA a productos sanitarios para centros hospitalarios, la rebaja del IVA a mascarillas y del tipo para vacunas y productos in vitro.

En concreto, el Gobierno aprobó en noviembre del año pasado una prórroga hasta el 30 de abril de este año de la aplicación del tipo 0 para el IVA de productos sanitarios cuyos destinatarios sean entidades públicas, sin ánimo de lucro y centros hospitalarios.

También redujo al 4% el tipo aplicable a mascarillas quirúrgicas desechables, con vigencia en este caso hasta el 31 de diciembre de este año, lo que se unió a la bajada del precio máximo de venta de las mascarillas quirúrgicas desechables, que pasaron a no poder costar más de 0,72 euros, frente a los 0,96 euros que podían alcanzar hasta entonces.

De su lado, a mediados de diciembre estableció mediante otro real decreto ley el tipo 0 para las vacunas y productos para diagnóstico in vitro de la Covid-19 con vigencia hasta el 31 de diciembre del año 2022.