BBVA gana el 15% menos pero bate previsiones

La entidad obtiene un beneficio un 15,2% por debajo del que obtuvo en el mismo periodo de 2018 afectada por la venta de la división chilena

El grupo BBVA ha podido sortear  la volatilidad política y económica en Turquía y las presión de los tipos negativos en la zona euro para reportar un beneficio neto de 3.667 millones de euros entre enero y septiembre, el 15,2% menos que un año antes, debido, en parte, a la falta de ingresos extraordinarios que se anotó en 2018 por la venta de BBVA Chile. En el trimestre, el banco ha obtenido un beneficio neto de 1.225 millones de euros, cifra que supera los 1.140 millones esperados por el consenso de analistas. 

En un hecho remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), BBVA ha destacado que los resultados se han obtenido gracias a un crecimiento generalizado de los ingresos de carácter más recurrente, con especial aportación de los negocios en México y Estados Unidos y la continua contención de los gastos de explotación.

En una nota, el consejero delegado de BBVA, Onur Genc, ha destacado que “a pesar del complejo entorno macroeconómico”, el modelo de negocio diversificado, permite mantener al banco “unos buenos indicadores de riesgo y una sólida posición de capital”. En concreto, al cierre de septiembre, BBVA alcanzó una ratio de capital de máxima calidad teniendo en cuenta los futuros requerimientos, lo que se conoce como CET1 “fully loaded”, del 11,56%.

México exhibe músculo

BBVA ha puesto en valor el positivo comportamiento que han registrado las comisiones, y sobre todo, la mejor evolución de los resultados de operaciones financieras (ROF) que han sumado hasta septiembre 893 millones, debido, principalmente, a las plusvalías obtenidas por la venta de Prisma en Argentina (primer trimestre) y a la positiva contribución de EE.UU. y México.

No obstante, el deterioro de los activos financieros se incrementó un 12,7 %, hasta los 2.964 millones, como consecuencia principalmente, de las mayores necesidades de provisión en Estados Unidos, Turquía, y México. Por áreas geográficas en las que opera el grupo, México, que sigue siendo su principal motor, aporta un 43,1% al resultado atribuido, seguido de España, el 23,4 %; América del Sur (12,5%); EE.UU. (10,5%); y Turquía (8,3 %).

En México, BBVA ganó 1.965 millones, el 6,9% más; en España, 1.064 millones, el 2,5 % menos; y en EE.UU, 478 millones, el 11,8 % menos. En Turquía, el beneficio alcanzó los 380 millones, lo que supone una reducción del 21,8 %. El Centro Corporativo que entre otras tareas gestiona las participaciones empresariales, registró unas pérdidas de 891 millones.

Sobre el conjunto del grupo, BBVA ha destacado que hasta septiembre, los préstamos y anticipos brutos a la clientela (bruto) registraron un crecimiento del 2,1 %, mientras que los recursos de clientes también se incrementaron gracias a la evolución de los depósitos a la vista, fondos de inversión y fondos de pensiones.

Por otro lado, la tasa de morosidad cayó al 3,9%, en tanto que la tasa de cobertura alcanzó el 75%. Respecto a los principales márgenes de la cuenta de resultados, el de intereses alcanzó 13.475 millones, el 4,5% más, en tanto que el bruto lo hizo el 3 %, hasta los 18.124 millones. El margen neto también se incrementó el 4,8 %.

Más información en Finanzas.com