Calviño avanza una subida «limitada» del SMI desde octubre

El Gobierno aprobará una subida "limitada" del SMI para el último trimestre del año y abordará la prórroga de los ERTE

Las vicepresidentas Nadia Calviño y Yolanda Díaz junto al presidente Pedro Sánchez en el Consejo de Ministros. Foto: EFE/Javier Lizón

Las vicepresidentas Nadia Calviño y Yolanda Díaz junto al presidente Pedro Sánchez en el Consejo de Ministros. Foto: EFE/Javier Lizón

El Gobierno aprobará finalmente una subida «limitada» del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) desde el mes de octubre, de forma que el incremento para los 1,5 millones de trabajadores que perciben actualmente el Salario Mínimo surtirá efectos para el último trimestre del año y no tendrá efecto retroactivo ni aplicación en el mes de septiembre.

Así lo ha avanzado la vicepresidenta primera de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, en declaraciones a TVE recogidas por Economía Digital, horas antes de la reunión decisiva del diálogo social este lunes en la que el Gobierno decidirá la subida definitiva del SMI, actualmente congelado en 950 euros mensuales en 14 pagas, haya o no acuerdo con los agentes sociales.

Calviño no ha dado cifras concretas y ha explicado que el Gobierno se plantea un aumento “relativamente limitado” para lo que queda de año a abordar “cuanto antes” para su aplicación en los últimos tres meses que restan del año (octubre, noviembre y diciembre).  

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ya apuntó que el Gobierno se mueve en la horquilla propuesta por el comité de expertos de un alza del SMI de entre 12 y 19 euros este año, si bien los sindicatos reclaman un alza superior, de entre 25 y 30 euros para compensar la subida de precios y el alto coste de la luz, mientras que la CEOE rechaza de pleno aumentar el SMI este año y lo quiere aplazar ya a 2022 y 2023. 

Confía en un acuerdo y da de margen septiembre a la CEOE

La vicepresidenta primera se ha mostrado confiada en que los agentes sociales lleguen a un acuerdo cuanto antes, a lo largo de septiembre para poder aprobar “cuanto antes” la subida del SMI y continuar con la “senda de mejora” en línea con los parámetros fijados por el comité de expertos para lograr el objetivo de que el SMI suponga el 60% del salario medio en el año 2023, al término de la legislatura. 

Lo ideal es que lleguemos a una posición clara y tomemos una decisión en el curso de septiembre para que ese aumento pueda propiciarse en octubre, noviembre y diciembre de este año, no puede ser retroactivo”, ha puntualizado, dando de margen más tiempo a la patronal para intentar lograr el acuerdo, si bien la decisión es prerrogativa del Gobierno, quien ha optado por consultar con los agentes sociales como es habitual. 

Una vez más, ha apuntado que se puede retomar la senda de subida del SMI, tras haberse elevado un 30% los dos ejercicios anteriores, «siempre y cuando no ponga en riesgo el empleo, sobre todo para los jóvenes» y ahora se puede al darse las condiciones económicas “favorables”, con unos últimos datos del mercado laboral “muy positivos”, por la caída “sin precedentes” del paro y la vuelta del desempleo juvenil a niveles prepandemia.

Periodo de transición en los ERTE

También ha justificado la decisión de subir el SMI ahora con el hecho de que la cifra de trabajadores acogidos a los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) ha descendido al entorno de los 270.000.

A este respecto, ha confirmado que el Ejecutivo tiene la intencion de prorrogar este instrumento de protección del empleo más allá del 30 de septiembre, fecha en la que vence la última prórroga, con una «transición» desde el sistema extraordinario actual hasta el sistema permanente que aplicaría desde enero de 2022.

El objetivo, ha dicho, es seguir ayudando a los sectores que no han recuperado la normalidad, por lo que se abordará la continuidad de los ERTE viendo las condiciones de prórroga, tras haberse ido adaptando los parámetros sobre los sectores protegidos, las bonificaciones a la Seguridad Social y los incentivos a empresas para reactivar trabajadores.