Los sindicatos pedirán elevar el SMI unos 25 euros por la subida de la luz y el IPC

Los sindicatos van a exigir una subida del SMI mayor de la prevista ante la pérdida de poder adquisitivo por el alza del IPC y la luz. Supera la cifra propuesta por los expertos de Yolanda Díaz

Los dirigentes de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, en la manifestación del Primero de Mayo. Foto: EFE/FA

Los dirigentes de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, en la manifestación del Primero de Mayo. Foto: EFE/FA

Tras meses de desavenencias en el seno del Gobierno y con un Salario Mínimo Interprofesional (SMI) congelado en 950 euros mensuales desde finales del año pasado, el Ministerio de Trabajo ha convocado para el próximo miércoles, 1 de septiembre, a los agentes sociales (patronal y sindicatos) para consensuar una subida del SMI para los últimos meses del año y para los próximos años, con el objetivo de que alcance el 60% del salario medio a final de legislatura.

En el Ejecutivo parece haber más sintonía para subir el SMI en el tramo final del año, pese al rechazo de la patronal, mientras que el consenso con los sindicatos es más factible, puesto que llevan reclamando desde el principio, al igual que la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, y la facción gubernamental de Unidas Podemos, que se suba el SMI este año, pero pedirán una subida mayor, de unos 25 euros al año (350 euros más al año).

De hecho, han presionado para intentar acelerar el proceso y llegaron a amenazar con salirse de las mesas de negociación si a lo largo del mes de septiembre no se producía la reunión. Pedirán que la subida, que afectará a unos 4 millones de trabajadores, se produzca ya desde septiembre.

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha tildado la convocatoria de “buena noticia”, aunque “llega tarde porque el SMI tenía que haber subido ya en España y la medida no destruye empleo, sino que lo genera”, por lo que ya ha advertido de que “no va a servir una subida testimonial o estética del SMI”, 

En la misma línea, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha incidido en la necesidad de que no se pierda poder adquisitivo ante el repunte del IPC con un “impacto directo” del “escándalo” del elevado precio de la luz, en permanente subida. “Los precios están disparados y los salarios no, es muy importante el SMI y que eso nos ayude además a una recuperación por lo que hace referencia a la negociación de los convenios colectivos del año 2022 y los que estén sin firmar del año 2021″, enfatizó.

Exigirán un alza mayor: pérdida de poder adquisitivo de 590 euros

Así las cosas, las centrales sindicales van a exigir un alza mayor ante el repunte de la inflación en los últimos meses, que se sitúa próximo al 3%, y teniendo en cuenta el “retraso” en la aprobación de la subida del SMI que vienen reclamando desde finales del año pasado. Y es que la inflación continúa con su ritmo ascendente y en el mes de julio escaló al 2,9%, lo que representa el pico más alto de los últimos cuatro años, debido al encarecimiento de los servicios de alojamiento, la alimentación y bebidas. 

A ello se suma el elevado precio del coste de la electricidad que se ha disparado en los últimos meses hasta máximos históricos en el mercado mayorista, conocido como ‘pool eléctrico’, con un pico histórico de 122,7 euros por megavatio hora (MWh) marcado este miércoles, algo en lo que los sindicatos inciden ante el perjuicio para millones de familias y especialmente aquellos que perciben el SMI. 

Fuentes sindicales explican a Economía Digital que la demora en la decisión de subir el SMI ha llevado a que muchas familias que dependen de él hayan visto descender su poder adquisitivo al dispararse el SMI. Según sus cálculos, hasta julio esas personas han perdido unos 590 euros de poder adquisitivo. 

Hace unos meses los sindicatos barajaban reclamar una subida de alrededor del 0,9% del SMI, que suponía unos 8,5 euros más al mes (120 euros de subida al año) ahora sería insuficiente y reclamarán un alza de alrededor de 25 euros mensuales (350 euros al año), así como un alza para 2022 también en la línea de que a finales de esta legislatura el SMI sea el 60% de la media salarial y se sitúe por encima de los 1.000 euros.

La secretaria de Política Institucional y Políticas Territoriales de UGT, Cristina Estévez, ha indicado a Economía Digital que la subida de entre 12 y 19 euros valía a primeros de año pero ahora “se ha quedado muy corta porque se llega tarde”, al tiempo que recuerda que la Comisión Europea ha tratado la propuesta de directiva del SMI y de los 22 países de la CE 18 aprobaron a principios de año la subida y cuatro se quedaron fuera (España, Grecia, Letonia y Bélgica). 

Primera reunión: Trabajo escuchará las propuestas y CEOE se opone

A la primera reunión Trabajo acudirá sin una propuesta concreta de alza para los salarios más bajos, por lo que asistirá para escuchar las peticiones y demandas de los sindicatos y la patronal, si bien las mismas fuentes apuntan que previsiblemente también se tratará la propuesta del informe del comité de expertos designado por Yolanda Díaz.

Fuentes del Ministerio de Trabajo precisan que será un encuentro eminentemente “técnico” y por ello no asistirán a la primera cita para abordar el alza del SMI ni la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ni los secretarios generales de CCOO y UGT (Unai Sordo y Pepe Álvarez) ni los presidentes de las patronales CEOE y Cepyme (Antonio Garamendi y Gerardo Cuerva), sino cargos intermedios.

De su lado, fuentes de la patronal señalan a este medio que CEOE mantiene su postura de rechazo a llevar a cabo este año una subida del SMI, aunque sea para el último tramo del año como está previsto, ya que consideran que perjudicará a la incipiente recuperación y acabará afectando al empleo.

En este sentido, apuntan que va a incrementar el coste para muchos empresarios en un momento todavía de dificultades y problemas de solvencia en miles de pymes y medianas empresas.

Un alza mayor que el propuesto por los expertos de Díaz

De cualquier forma, la propuesta de los sindicatos de elevar el SMI 25 euros más al mes el SMI supera incluso el planteamiento del grupo de expertos designado por el Ministerio de Trabajo para establecer la senda de incremento del SMI que dio a conocer a mediados de junio su informe final en el que proponía subir este año ente 12 y 19 euros el SMI, hasta un máximo de 969 euros desde los 950 euros actuales.

La comisión de expertos determinó que para conseguir el objetivo del 60% del salario medio neto en el año 2023 partiendo del SMI actualmente vigente, de 950 euros al mes en 14 pagas, habría que subirlo entre un 6,4% y un 10,4%, lo que supone un alza de entre 61 euros y 99 euros en el periodo. 

Esto llevaría a elevar el Salario Mínimo en España a una horquilla de entre 1.011 euros y 1.049 euros como máximo en el ejercicio 2023, el equivalente al 60% del salario medio, y para conseguir este objetivo la comisión de expertos ha realizado también la tarea encomendada de determinar una senda de convergencia hasta ese nivel en los años 2021, 2022 y 2023. about:blank

Yolanda Díaz y la presidenta de la comisión de expertos para analizar el SMI, Inmaculada Cebrián.

Para ello, estableció tres escenarios, que en uno primero pasa por suponer que el salario medio subiera un 1,8% en 2020, en línea con el alza de los salarios pactados en convenio colectivo, lo que supondría que el SMI debería elevarse en 99 euros, para lo que plantea un alza de 19 euros este año y de 40 euros tanto en 2022 como en 2023. 

El segundo escenario se basa en la hipótesis de que el salario medio sube un 0,9% en 2020, en línea con el alza de este año de los salarios de los funcionarios y las pensiones, en cuyo caso el SMI tendría que aumentar 77 euros. Aconseja en este supuesto elevar el SMI 15 euros en 2021 y 31 euros tanto en 2022 como en 2023. 

Por último, el tercer escenario parte de que el salario medio no experimente ningún incremento en 2020, en cuyo caso el SMI debería subir 61 euros por encima del vigente actualmente. El reparto que proponen los expertos aquí es de un aumento de 12 euros este año, 24 euros en 2022 y 25 euros en 2023.