Calviño y Garamendi ignoran a los expertos del SMI: no a la subida este año

Calviño defiende la "prudencia" a la hora de subir el SMI y Garamendi carga contra el comité de expertos de Yolanda Díaz

Nadia Calviño y el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. (EFE)

Nadia Calviño y el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. (EFE)

Poco o nulo caso han hecho tanto la vicepresidenta segunda del Gobierno, Nadia Calviño, como el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, a las conclusiones de la comisión de expertos designada por el Ministerio de Trabajo para determinar la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta 2023. 

Este grupo de expertos dio a conocer el viernes pasado su informe final en el que propone subir este año ente 12 y 19 euros el SMI, hasta un máximo de 969 euros desde los 950 euros actuales, si bien tanto Calviño como Garamendi han mantenido su rechazo a la intención de la vicepresidenta tercera, Yolanda Díaz, de acometer un alza del SMI este año. 

Así ha quedado patente durante sus intervenciones en el XXXVIII seminario organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y BBVA en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, en donde en el caso de Calviño ha seguido pidiendo “prudencia” y en el de Garamendi ha sido más tajante al rechazar la idea e incluso cargar con dureza contra el comité. 

Calviño valora el informe pero insiste en la “prudencia” 

La vicepresidenta segunda ha puesto en valor el he hecho de que el Gobierno en los últimos tres años haya aumentado el SMI en un 30%, algo que “no tiene comparación con ningún país del entorno”, y ha aseverado que están “absolutamente comprometidos” con alcanzar el 60% del salario medio en el curso de la legislatura. 

Aunque los expertos de Díaz fijaron esa meta del 60% del salario medio en una horquilla de entre 1.011 y 1.049 euros al mes en 14 pagas en el año 2023, Calviño no ha corroborado que ese vaya a ser el umbral que asuma ya el Ejecutivo como meta para ese año. 

De hecho, ha dicho que es “muy positivo” que haya distintos informes de expertos para tener la “máxima información” para tomar una decisión, pero ha apuntado que el informe constata la “complejidad” de determinar cuál ha de ser la magnitud e la senda ante la “alta incertidumbre” actual. 

Por ello, ha vuelto a defender que “la prudencia y la determinación para lograr ese objetivo (60% del salario medio 2023) tienen que ser los principios que nos guíen como ha sido el caso desde hace tres años”, y ha insistido en que hay que aumentar el SMI y mejorar las condiciones laborales pero sin poner “en riesgo” el impulso de la recuperación y la creación de empleo. 

A su juicio, la “prioridad” es la reincorporación de los trabajadores en ERTE o los trabajadores que han perdido sup puestos de trabajo y no han encontrado otro. 

Garamendi carga contra la comisión de expertos

De su lado,  Garamendi ha indicado que en CEOE renunciaron a enviar a los dos miembros designados para la comisión de expertos del Ministerio de Trabajo, ya que considera que para decidir sobre el SMI “está el diálogo social”. 

En esta línea, ha cargado contra el grupo de expertos al ser “gente que se representa a sí mismo” y “les eligen para decir lo que tienen que decir”, pero ha rechazado el concepto de grupo de expertos porque “parece que son sabios y los demás no sabemos nada”. 

El presidente de la patronal ha querido dejar claro que la patronal no tiene derecho de veto en la negociación sobre el SMI y, tal y como se establece reglamentariamente, se trata de una facultad del Gobierno previa consulta a los agentes sociales.  

“No tengo que decir sí o no; el último SMI lo aprobamos y fue un pacto que tuvimos pero pensamos que ahora no es el momento, lo digo con toda claridad”, ha indicado tajante Garamendi, quien, en todo caso, ha precisado que el objetivo de alcanzar el 60% del salario medio es un acuerdo “del PSOE y Unidas Podemos”.  

Por ello, ha sostenido que en CEO no tienen “ninguna obligación de asumir un acuerdo de dos partidos que están gobernando”. “El año que viene ya se verá lo que toca”, ha añadido, alejando las posibilidades de un acuerdo en el marco del diálogo social para aprobar una subida del SMI este año como pretende Yolanda Día.

La propuesta de los expertos

La comisión de expertos determinó que para conseguir el objetivo del 60% del salario medio neto en el año 2023 partiendo del SMI actualmente vigente, de 950 euros al mes en 14 pagas, habría que subirlo entre un 6,4% y un 10,4%, lo que supone un alza de entre 61 euros y 99 euros en el periodo. 

Esto llevaría a elevar el Salario Mínimo en España a una horquilla de entre 1.011 euros y 1.049 euros como máximo en el ejercicio 2023 y para conseguir este objetivo la comisión de expertos ha realizado también la tarea encomendada de determinar una senda de convergencia hasta ese nivel en los años 2021, 2022 y 2023. 

Para ello, establece tres escenarios, que en uno primero pasa por suponer que el salario medio subiera un 1,8% en 2020, en línea con el alza de los salarios pactados en convenio colectivo, lo que supondría que el SMI debería elevarse en 99 euros, para lo que plantea un alza de 19 euros este año y de 40 euros tanto en 2022 como en 2023. 

El segundo escenario se basa en la hipótesis de que el salario medio sube un 0,9% en 2020, en línea con el alza de este año de los salarios de los funcionarios y las pensiones, en cuyo caso el SMI tendría que aumentar 77 euros. Aconseja en este supuesto elevar el SMI 15 euros en 2021 y 31 euros tanto en 2022 como en 2023. 

Por último, el tercer escenario parte de que el salario medio no experimente ningún incremento en 2020, en cuyo caso el SMI debería subir 61 euros por encima del vigente actualmente. El reparto que proponen los expertos aquí es de un aumento de 12 euros este año, 24 euros en 2022 y 25 euros en 2023.