Los expertos de Díaz plantean subir el Salario Mínimo hasta 969 euros este año y 1.049 en 2023

Los expertos designados por el Ministerio de Trabajo proponen elevar entre 12 y 19 euros el Salario Mínimo este año y entre 69 y 99 euros en 2023, hasta un máximo de 1.049 euros

Yolanda Díaz y la presidenta de la comisión de expertos para analizar el SMI, Inmaculada Cebrián.

Yolanda Díaz y la presidenta de la comisión de expertos para analizar el SMI, Inmaculada Cebrián.

Los expertos de la comisión asesora para el análisis del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) nombrado por el Ministerio de Trabajo proponen subir este año ente 12 y 19 euros el SMI, hasta un máximo de 969 euros desde los 950 euros actuales. 

También plantea acometer un alza progresivo que supondrá una horquilla de entre el 6,4% y el 10,4% hasta el año 2023, con una subida de entre 61 y 99 euros, para situarlo entre 1.011 euros y 1.049 euros en 2023, el equivalente al 60% del sueldo medio, tal y como marca la Carta Social europea y el objetivo del Gobierno para la legislatura.

Así lo ha detallado la presidenta de la Comisión Asesora para el análisis del SMI, Inmaculada Cebrián, en la presentación del informe de la comisión, junto a la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz. 

Diaz ha indicado que tiene una reunión pendiente con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que se producirá “con rapidez” para abordar el debate sobre la subida del SMI que, en cualquier caso, se consultará a los empresarios y los sindicatos en el marco del diálogo social próximamente, manteniendo su idea de elevar el Salario Mínimo desde este año.

Sin embargo, en el seno del Gobierno hay discrepancias, ya que la vicepresidenta segunda, Nadia Calviño, es contraria a acometer un alza este año y aboga por esperar a que se consolide la recuperación, en línea con la CEOE, frente a la postura de Díaz y los sindicatos, que presionan para subirlo ya. Sánchez enfrió el miércoles las expectativas al primar la creación de empleo.

El objetivo del 60% del salario medio  en 2023

Cebrián ha explicado que los expertos han acordado por unanimidad proponer que se acometa una senda creciente del SMI desde 2021 hasta 2020, tomando como referencia principal el salario medio neto de un trabajador a tiempo completo de la Encuesta de Estructura Salarial de 2018 del INE, a falta de datos más actualizados. 

No obstante, la comisión de expertos reconoce en el informe publicado que “esta fuente no se considera apropiada para estimar la variación en el año 2020 por el hecho que sus resultados están distorsionados por los salarios no pagados debido al impacto de los ERTE“.

Comisión de expertos designados para analizar el SMI.

La comisión de expertos ha determinado que para conseguir el objetivo del 60% del salario medio neto en el año 2023 partiendo del SMI actualmente vigente, de 950 euros al mes en 14 pagas, habría que subirlo entre un 6,4% y un 10,4%, lo que supone un alza de entre 61 euros y 99 euros en el periodo. 

Esto llevaría a elevar el Salario Mínimo en España a una horquilla de entre 1.011 euros y 1.049 euros como máximo en el ejercicio 2023 y para conseguir este objetivo la comisión de expertos ha realizado también la tarea encomendada de determinar una senda de convergencia hasta ese nivel en los años 2021, 2022 y 2023. 

Los tres escenarios de subida

Para ello, ha establecido tres escenarios, que en uno primero pasa por suponer que el salario medio subiera un 1,8% en 2020, en línea con el alza de los salarios pactados en convenio colectivo, lo que supondría que el SMI debería elevarse en 99 euros, para lo que plantea un alza de 19 euros este año y de 40 euros tanto en 2022 como en 2023. 

El segundo escenario se basa en la hipótesis de que el salario medio sube un 0,9% en 2020, en línea con el alza de este año de los salarios de los funcionarios y las pensiones, en cuyo caso el SMI tendría que aumentar 77 euros. Aconseja en este supuesto elevar el SMI 15 euros en 2021 y 31 euros tanto en 2022 como en 2023. 

Por último, el tercer escenario parte de que el salario medio no experimente ningún incremento en 2020, en cuyo caso el SMI debería subir 61 euros por encima del vigente actualmente. El reparto que proponen los expertos aquí es de un aumento de 12 euros este año, 24 euros en 2022 y 25 euros en 2023. 

Consulta con el diálogo social: impulsará subida haya o no acuerdo

Una vez recibido el dictamen de la comisión de expertos, Díaz ha señalado que será consultado con los agentes sociales a los que se les convocará próximamente y se estudiarán “detenidamente” las propuestas y el establecimiento de la subida del SMI “en los años 2021, 2022 y 2023). 

“El compromiso con la Carta Social Europea es firme y está más cerca que nunca, alcanzaremos ese 60% con una senda de convergencia que se inicia en el año 2021 y seguirá en 2022 y 2023 hasta asumir una de las cantidades de la horquilla sugerida por los expertos”, ha sentenciado. 

Así las cosas, ha aseverado que su departamento impulsará un alza del SMI este año aunque no hay acuerdo entre los sindicatos y la patronal, y sobre la ausencia de miembros de CEOE y Cepyme en la comisión de expertos ha defendido que su composición es “totalmente plural” y ha estado “el que quisiese”.  CCOO y UGT han exigido en un comunicado a reabrir ya la mesa del diálogo social para abordar el incremento del SMI.

Reunión con Sánchez y la postura “clara” de Díaz

Eso sí, ha admitido que tiene pendiente una reunión con Sánchez para tratar el asunto, que se producirá con “rapidez”, aunque dependerá de las agendas de ambos, ya que la ministra viaja al G-20 hasta el miércoles y el presidente tiene varios actos programados en Cataluña la próxima semana, cuando se aprobarán los indultos a los líderes del ‘procés’ en la cárcel. 

Fuentes gubernamentales han indicado a Economía Digital que el encuentro se producirá casi con total seguridad antes de que finalice el mes y podría convocarse al diálogo social en dos semanas para empezar a tratar el asunto.

En cualquier caso, Díaz ha defendido vehementemente su postura “clara”, y la de Unidas Podemos, favorable a subir ya este año el SMI, tras permanecer congelado desde enero, y ha pedido no contraponer el crecimiento con el aumento del Salario Mínimo ni confundir la ideología con la ciencia y lo que hay que hacer con “máxima prudencia”. 

En este sentido, ha afirmado incluso que en el seno del Gobierno hay personas que en la crisis y en los momentos en los que España crecía “más que nunca” pensaba que era “malo” subir el SMI, frente a otra parte que sostiene que hay que subirlo en línea con lo concluido por la comisión de expertos. 

Igualmente, Díaz ha recordado que el Gobierno está trabajando e impulsando a nivel comunitario para sacar adelante una directiva sobre el Salario Mínimo y que el Banco de España ya señala los elementos positivos del SMI en materia de desigualdad, redistribución de rentas o pobreza. 

“Hay muchísima gente que lo está pasando muy mal, empezando por los trabajadores que continúan en ERTE y han visto menguado su salario un 30%”, por lo que Díaz ha dicho tener “muy claro de qué lado está”, a favor de subir el SMI sobre todo para beneficiar a los más perjudicados por la crisis (jóvenes y mujeres) y en un contexto de alza del IPC del 2,5% en mayo. 

Sánchez enfrió expectativas y Calviño y CEOE se oponen

Sin embargo, Sánchez enfrió el miércoles las expectativas respecto a una posible subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) este año al subrayar que lo “importante y relevante” en este momento es la creación de empleo y la consolidación del crecimiento económico, en línea con la postura de la vicepresidenta segunda, Nadia Calviño, quien rechaza la aprobación de un aumento hasta que no se consolide la recuperación.

Entre los agentes sociales los sindicatos presionan para que se suba el SMI ya, mientras que la CEOE opina como Nadia Calviño que no es el momento idóneo, ya que podría lastrar la creación y afectar por consiguiente a la creación de empleo.

El presidente de ATA y vicepresidente de CEOE, Lorenzo Amor, ha pedido priorizar primero en la vacunación de toda la población, recuperar los empleos perdidos y suspendidos y la actividad económica perdida por autónomos y empresas tras 14 meses de caídas continuadas.

Recomendaciones y aspectos pendientes

Más allá de la senda de convergencia estipulada por los expertos, en el informe se subraya que a pesar de haber realizado un avance sobre la distribución salarial en España y la posible relación con el SMI, queda pendiente la cuestión de determinar cuál es el papel corrector de los SMI sobre los niveles distributivos de rentas, pobreza y exclusión social, siendo “muy necesario conocer hasta qué punto la mejora del valor en sí mismo del SMI en la economía española ha conseguido su objetivo distributivo”.

De hecho, los expertos apuntan que los países tienen otros instrumentos para ayudar a combatir la pobreza o la exclusión social, y la presidenta de la comisión ha enumerado una serie de carencias estadísticas que impiden evaluar con exactitud el impacto de subir el SMI sobre la creación en el empleo.

En cualquier caso, Cebrián ha dicho que fue “maravilloso” que el Banco de España publicase su informe sobre el impacto en el empleo de la subida de 2019 (de un 22%) porque contribuyó al análisis y a confeccionar la propuesta de la comisión de expertos. En su informe el organismo supervisor estimaba que se podrían haber dejado de crear entre 80.000 y 180.000 empleos por el alza. 

Entre las recomendaciones, ha indicado que estimar el salario medio neto es un ejercicio “complejo” y “lleno de incertidumbres” que precisa del establecimiento de procedimientos estadísticos y técnicos que agilicen su determinación. 

Por ello, la comisión solicita a los productores de estadísticas salariales que mejoren la base poblacional sobre la que se basan las estadísticas y que publiquen más detalles de los componentes del salario, así como coordinación y colaboración de las instituciones implicadas. 

La comisión de expertos

La comisión de expertos está integrada por siete profesionales académicos, cuatro representantes de organizaciones sindicales y patronales, y tres integrantes del Ministerio de Trabajo, junto a los designados por los ministerios de Asuntos Económicos y Transformación Digital, y Hacienda.  

Los expertos académicos que forman parte de la comisión son el presidente del CES y catedrático de Política Económica de la Universidad de Barcelona, Antón Costas; la catedrática de Economía de la Universidad de Alcalá de Henares (UAH), Olga Cantó;  miembro del departamento de Sociología de la Universidad de Barcelona, Gemma Galdón Clavell; y el exprofesor asociado de la Universidad Carlos III de Madrid, José Ignacio Pérez Infante. 

El resto de expertos son el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Salamanca Rafael, Muñoz de Bustillo; la profesora de Economía de la UAH Inmaculada, Cebrián López; y la catedrática de Economía de la Universidad del País Vasco, Sara de la Rica. 

En representación de los agentes sociales figuran, del lado sindical, la exsecretaria general de UGT-Cantabria, María Jesús Cedrún; el director del Gabinete Económico de CCOOCarlos Martín Urriza; y del lado empresarial, la secretaria de la Comisión Economía y Política Financiera de CEOE; Edita Pereira, y el director de Economía y Transformación Digital de Cepyme, Luis Aribayos. 

Sin embargo, los representantes de CEOE y Cepyme no han participado en el grupo al declinar la iniciativa de volver a subir el SMI por su posible afectación a las pequeñas empresas y autónomos,. CEOE defendió que con la congelación no se producía una pérdida de poder adquisitivo tras el cierre de la inflación en el -0,9% y sostuvo sobre el objetivo del 60% del salario medio a lo largo de la legislatura que ya se habría superado en Extremadura y algunas zonas de Andalucía, lo que llevaba a que empresas estuviesen contratando fuera de España.

Por último, las personas designadas por los Ministerios son el asesor del Gabinete de la Ministra de Trabajo y Economía social, Manuel Lago Peñas; el vocal asesor del Gabinete de la Ministra de Hacienda, César Veloso Palma, y el director general de Análisis Macroeconómico del Ministerio de Asuntos Económicos, Carlos Cuerpo Caballero.