Cataluña reclama gestionar directamente los fondos europeos

El conseller de Economía, Jaume Giró, anuncia la creación de una secretaría específica para el reparto de las ayudas comunitarias

El conseller de Economía y Hacienda, Jaume Giró participa en la XXXVI Reunión del Cercle d’Economia. EFE/Quique García

Cataluña quiere aprovechar el buen momento que vive el diálogo con el Gobierno de Pedro Sánchez para conseguir cesiones. Una de ellas es la gestión directa de los fondos europeos. España recibirá 140.000 millones que son muy golosos no solo para empresas sino también para todas las administraciones.

El conseller de Economía de la Generalitat, Jaume Giró, ha cogido el guante de Nadia Calviño y ha doblado su apuesta: si la vicepresidenta española le ha pedido que prime el plan de recuperación, el exdirector general de La Caixa le ha respondido: “Estamos preparados para gestionar estos fondos”.

En las jornadas del Cercle d’Economia en Barcelona, Giró ha intervenido justo después de Calviño, ambos como preámbulo al plato fuerte del viernes: la intervención de Pedro Sánchez. El conseller debutaba como conseller y ha llegado con la cartera de reivindicaciones llena.

Giró ha centrado buena parte de su discurso en el plan de recuperación, pero antes de hablar de los deberes a hacer por parte de Cataluña, ha reclamado autonomía al Gobierno. “Desde el Govern estamos preparados para gestionar estos fondos. Por eso pedimos cogobernanza, la cogestión de los fondos, para elegir los proyectos tractores que nos encaminen hacia la recuperación”.

De hecho, para aprovecharlos, lo primero que hará el conseller es hinchar la administración con la creación de un cargo específico, la secretaría de Asuntos Económicos y Fondos Europeos.

El reparto de los fondos europeos enfrenta a las CCAA

El reparto de los fondos europeos, que todavía no se ha iniciado, ya trae de cabeza a las comunidades autónomas. Cataluña no es la única que se ha pronunciado y, de hecho, otras han mostrado ya suspicacias con respecto a las prioridades del Gobierno.

Algunas CCAA, como Andalucía, ya ha manifestado que temen que Sánchez premie a Cataluña ahora que el deshielo de las relaciones le llevarán a la mesa de diálogo con Pere Aragonès. Ahora estas sospechas pueden incrementarse con las palabras de Giró, y todavía más si el Gobierno cede a sus reclamaciones.