Los combustibles rozan su máximo histórico a las puertas de la huelga de transportistas

El coste de la gasolina en el mercado español se dispara hasta 1,51 euros por litro, lo que la sitúa a apenas un céntimo del récord alcanzado en septiembre de 2012

Imagen de uno de los camiones que transporta las mascarillas para el Sergas

El alza de los precios de los combustibles se ha convertido en uno de los motivos que ha llevado al colectivo de transportistas a convocar su huelga para la antesala de la Navidad, ante la falta de apoyos del Gobierno. Un día después del anuncio, tanto la gasolina como el gasoil han vuelto a protagonizar un nuevo repunte que les deja cada vez más cerca de su máximo histórico.

El Boletín Petrolero de la Unión Europea ha reflejado que el precio de la gasolina se ha disparado esta semana hasta un coste de 1,51 euros por litro, lo que lo sitúa a tan solo un céntimo del récord de todos los tiempos que se produjo en el mes de septiembre de 2012. Esta escalada de precios encadena ya diez meses consecutivos de subidas.

Con esta última actualización, el coste para llenar un depósito de gasolina de 55 litros se ha elevado hasta los 83,05 euros. El desembolso para los consumidores por recargar su vehículo es 20 euros más caro que hace justo un año, todavía en plena pandemia de coronavirus.

La evolución es prácticamente idéntica en el caso del gasoil. Su precio ha mantenido su escalada esta semana hasta alcanzar un valor de 1,384 euros. Al igual que en el caso de la gasolina, el valor ya está en niveles equivalentes a finales de octubre del año 2012 y cada vez más cerca del máximo absoluto en la serie estadística.

Con este incremento, el coste para llenar un depósito medio de un turismo asciende hasta los 76,12 euros. Recargar un vehículo cuesta ahora un 36% más a los consumidores que el mismo momento del año 2020.

A pesar de la escalada histórica de los carburantes, el mercado español sigue por debajo de la media del conjunto de la Unión Europea. La gasolina en el conjunto de los 27 países miembro ha alcanzado una media esta semana de 1,66 euros, mientras que el gasoil se ha elevado hasta los 1,50.

Dinamarca, Italia, Grecia, Francia, Bélgica o Suecia son los países que cuentan con un nivel más caro en los combustibles. Mientras que Rumanía, Bulgaria, Polinia, Chipre, Malta o Eslovenia los que cuentan con una posición más ventajosa en el viejo continente.

El Gobierno reconoce el impacto de la escalada de combustibles en el sector del transporte

Con este escenario sobre la mesa, el Gobierno ha admitido el impacto económico que está provocando esta escalada de precios en el sector del transporte que ha decidido convocar la huelga ante la falta de medidas de apoyo por parte de las administraciones. “Somos conscientes de las dificultades que están sufriendo”, ha afirmado la ministra de Transportes, Raquel Sánchez.

La patronal ha había molestado su malestar con algunas políticas como las cláusulas de revisión del coste del combustible, aunque desde el Ejecutivo se muestran confiados en poder encontrar un punto de acuerdo con los portavoces del sector para levantar los parones antes del 19 de diciembre.

A la crisis de los combustibles se suman otras disputas como las prohibiciones de realizar acciones de carga y descarga en determinadas circunstancias, la negativa del Gobierno a aplicar la Euroviñeta en las carreteras españolas o la falta de áreas de descanso para los conductores.