El FMI receta más apoyo fiscal y monetario a los países del euro

El Fondo Monetario Internacional avisa que el agravamiento de la segunda ola obligará a un "apoyo general por más tiempo del inicialmente estimado"

Más apoyo económico de los gobiernos de la zona euro y el Banco Central Europeo (BCE) para soportar la crisis. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha pedido que se extienda el apoyo fiscal y monetario por más tiempo al inicialmente estimado para contener los efectos económicos derivados de la pandemia. 

En una rueda de prensa, la directora gerente de la institución, Kristalina Georgieva, ha aplaudido respuesta monetaria del BCE y el estímulo fiscal “sin precedentes” que han ayudado a amortiguar el impacto de la crisis: “Con la segunda ola, las políticas fiscales nacionales probablemente necesitarán ofrecer un apoyo general por más tiempo del inicialmente estimado“.

“No retirar demasiado pronto” el respaldo fiscal

Georgieva ha recalcado que debido a los efectos de la segunda ola, que ha obligado a retomar restricciones de movilidad y confinamientos parciales en la Unión Europea (UE), es importante “no retirar demasiado pronto” el respaldo fiscal. La Comisión Europea ha congelado las reglas de disciplina fiscal para que los países gasten sin miedo y ha permitido ayudas a empresas para mantenerlas a flote.

En su evaluación, el organismo reconoció los problemas financieros que podrían encarar las economías más endeudadas de la zona euro, como Portugal, Italia o España de prolongarse la recuperación más de lo esperado. “Para algunos países con niveles de deuda ya elevados, proporcionar el apoyo fiscal necesario y atender a las obligaciones existentes podría generar el riesgo de reacciones adversas del mercado”, agregó el informe.

El Fondo pronosticó en octubre una caída de la economía de la zona euro del 8,3% para este año, con España a la cabeza con la recesión más aguda (-12,8%) entre sus grandes economías. Para 2021, la institución prevé un repunte moderado en la zona euro del 5,2 % apoyado en el “enorme e innovador” paquete de recuperación aprobado por la Unión Europea (UE) de 750.000 millones de euros. 

El BCE pide celeridad con el fondo europeo

Entre tanto, el BCE ha presionado a una Europa que va a contrarreloj contra la pandemia y sus derivadas económicas. La presidenta de la institución, Christine Lagarde, pidió que los fondos europeos de recuperación se pusiesen en marcha “sin retraso”

“Espero que sea implementado y desplegado rápidamente, de modo que las necesidades de muchos Estados miembros (de la Unión Europea) puedan ser abordadas como se acordó por el Consejo y fue aprobado por el Parlamento Europeo”. 

El Fondo sigue bloqueado ante la oposición de Hungría y Polonia, como consecuencia del veto euroespético de estos dos países al presupuesto plurianual comunitario. Esto podría llevar a retrasar, una vez más, el lanzamiento de medidas pactado por la Unión Europea.