La presidenta del BCE, Christine Lagarde
stop

Lagarde también ha revelado que el Viejo Continente sufrirá consecuencias económicas por los rebrotes

19 de noviembre de 2020 (11:43 CET)

El Banco Central Europeo (BCE) cree que Europa va a contrarreloj. La presidenta de la institución, Christine Lagarde, ha aseverado que los fondos europeos de recuperación deben ponerse en marcha “sin retraso”. 

"Espero que sea implementado y desplegado rápidamente, de modo que las necesidades de muchos Estados miembros (de la Unión Europea) puedan ser abordadas como se acordó por el Consejo y fue aprobado por el Parlamento Europeo", dijo Lagarde en una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara.

Cabe recordar que dicho Fondo, de momento, se encuentra en situación de punto muerto debido a que Hungría y Polonia han ejercido el derecho a veto al presupuesto plurianual comunitario. Esto podría llevar a retrasar, una vez más, el lanzamiento de medidas pactado por la Unión Europea.

Unas ayudas muy positivas

Lagarde defendió que este fondo se ha percibido como "algo sumamente positivo" y que ayudará a desplegar una política fiscal de apoyo a la recuperación, en particular a aquellos países que tienen un "limitado espacio" presupuestario para hacerlo por sí mismos.

"Sugeriría que sería interesante explorar si este instrumento, o uno similar con los mismos principios, debería estar disponible si vuelven a surgir circunstancias similares de naturaleza externa", ha matizado.

El BCE prevé un nuevo daño económico

Por otra parte, el banco central prevé que la economía estará “severamente afectada” por la segunda oleada de contagios del coronavirus. La institución bancaria espera que la inflación subyacente permanezca en terreno negativo hasta principios de 2021 y el consejo de Gobierno del BCE recalibrará, como ya había anunciado, sus medidas de política monetaria en diciembre, según indicó Lagarde en una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara.

"Aunque las últimas noticias sobre las vacunas son alentadoras, el reciente aumento de los casos de coronavirus y la reintroducción de un número de medidas de contención están aumentando el ya alto nivel de incertidumbre y presentan un serio desafío para la economía de la eurozona y la economía global", matizó Lagarde. 

Por último, la presidenta del BCE volvió a incidir en que el sector Servicios volverá a ser el peor parado en esta nueva oleada y pidió “ayudas necesarias” para salvar al tejido empresarial. 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

BCE Coronavirus
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad