España es el país que menos invierte en combatir la crisis de la Covid-19

El Gobierno de Pedro Sánchez gastó un 1,3% del PIB en este tipo de ayudas, la tasa más baja de la eurozona, según los datos del BCE

Christine Lagarde, presidenta del BCE./ EFE

Christine Lagarde, presidenta del BCE./ EFE

El Banco Central Europeo (BCE) ha situado a España como el país que menos estímulos fiscales impulsó en 2020 frente a la crisis económica originada por el coronavirus. Un artículo elaborado por el organismo indica que el Gobierno de Pedro Sánchez gastó un 1,3% del PIB en este tipo de ayudas, la tasa más baja de la eurozona, cuya media se encuentra en el 4%.

Así se refleja en el documento Las respuestas fiscales iniciales de la zona euro contra la crisis de la covid-19, publicado el martes por la entidad que dirige Christine Lagarde. No obstante, cabe destacar que en este informe no se incluyen ni los ERTE ni los garantías internacionales, por lo que España queda a la cola de Europa, mientras que Lituania y Austria lideran el ranking con un gasto superior al 6%.

Fuente: Presentación del BCE basada en los documentos de trabajo de los servicios de la Comisión que acompañan a los dictámenes de la Comisión sobre los proyectos de planes presupuestarios para 2021
Gráfico 1. Fuente: Presentación del BCE basada en los documentos de trabajo de los servicios de la Comisión que acompañan a los dictámenes de la Comisión sobre los proyectos de planes presupuestarios para 2021

Aunque estos dos factores no se incluyen en la suma de medidas fiscales, el BCE destaca los créditos ICO en un apartado de medidas para abordar la solvencia de las empresas. En este caso, las inyecciones de liquidez en España se aproximan al 15% del PIB, solo por detrás de Italia, Alemania y Francia.

Las garantías anunciadas en la eurozona alcanzaron el 16% del PIB (véase el gráfico 2). Sin embargo, el documento del BCE alerta de que el anuncio de estas medidas impulso la confianza a largo plazo, pero las cifras se alejaron “de las finalmente comprometidas”. “En los cuatro Estados miembros más grandes, la absorción global hasta octubre-noviembre de 2020 se situó entre aproximadamente el 1,3% del PIB en Alemania y el 9,7% del PIB en España”, apunta

Fuente: Cálculos del BCE basados ​​en DBP para 2021 y la Base de Datos de Respuestas de Política Fiscal del Fondo Monetario Internacional (FMI) al COVID-19.
Fuente: Cálculos del BCE basados ​​en DBP para 2021 y la Base de Datos de Respuestas de Política Fiscal del Fondo Monetario Internacional (FMI) al COVID-19.

Los paquetes de ayudas fueron similares en todos los países de la zona euro

El BCE señala que los paquetes de ayudas para enfrentar la crisis económica y sanitaria fueron relativamente similares en todos los países. “Tras el final de los bloqueos generales en el verano, los Estados miembros anunciaron progresivamente nuevos paquetes, que normalmente estaban más preocupados por apoyar la recuperación y tenían un enfoque a más largo plazo, incluidas medidas que entrarían en vigor en 2021 y más allá”, indican los autores del texto.

Por poner ejemplos, en junio, Alemania anunció su Konjunktur- und Zukunftspaket con medidas por valor de 130.000 millones de euros (es decir, 3,9% del PIB) y en septiembre Francia lanzó su paquete France Relance  que comprende medidas por valor de 100.000 millones de euros (es decir, 4,4% del PIB). 

Más tarde, a mediados de octubre, varios otros Estados miembros anunciaron en sus proyectos de planes presupuestarios para 2021 medidas adicionales para 2021 y años posteriores. 

No obstante, cuantificar las medidas fiscales discrecionales en respuesta a la crisis de la Covid-1919 y compararlas entre países está sujeto a grandes desafíos. 

“Primero, no existe un historial consistente de las medidas que los países han implementado- explica el artículo- si bien los Estados miembros suelen anunciar estimaciones ex ante de los costes presupuestarios en el momento del anuncio de los paquetes fiscales, esas cifras suelen ser propensas a revisiones sustanciales a lo largo del tiempo, en particular debido a tasas de utilización más bajas de lo esperado”.

El Gobierno discrepa de los datos del BCE

El Ministerio de Economía no está conforme con este artículo del BCE. “Los ERTE son una medida de mantenimiento de rentas equiparable a cualquier otra transferencia a los hogares”, han señalado fuentes del departamento que dirige Nadia Calviño en declaraciones a El País.

Estas mismas fuentes señalan la exoneración extraordinaria de cotizaciones a la Seguridad Social y los 16.000 millones del fondo a las regiones para sanidad y educación. “Si el gasto lo hubiera realizado la Administración central en lugar de las comunidades, sí se incluiría en la comparativa”, concluyen.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.