El ganador gestionará un presupuesto de 20.000 millones y los impuestos más polémicos de España

La Comunidad entró en 2021 con las cuentas prorrogadas de 2019 y sus bajos impuestos no le impiden ser la segunda que más recauda

30/01/2021 11:50 (UTC) Crédito: EFE Fuente: EFE/EFE Autor: Rodrigo Jiménez Temática: Sanidad y salud » Sanidad Personal sanitario trabaja en una planta del madrileño hospital Gregorio Marañón. EFE/Rodrigo Jiménez

Sanitarios trabajan en el madrileño hospital Gregorio Marañón. EFE/Rodrigo Jiménez

Las elecciones de este martes deciden algo más que “comunismo o libertad”, un mes de alquiler, las tablets para los colegios y la apertura de restaurantes y teatros. Este 4-M se decide quién gestionará un presupuesto anual de 20.000 millones con los impuestos que más dan que hablar de España, por lo que se presta a especulaciones y posibles ejercicios de peligroso populismo fiscal. 

Madrid tiene 6,78 millones de habitantes, de los que más de 3,5 millones son población activa y 3,1 millones tienen empleo, según los datos de la última Encuesta de Población Activa, relativa al primer trimestre. Hay, así, unos 430.000 parados, de acuerdo con la misma fuente. Tiene, además, 550.000 empresas, según datos del INE de 2020, solo por debajo de Cataluña. 

El presupuesto de la Comunidad de Madrid en 2019 —cuentas que ha prorrogado en los dos años posteriores— superaba los 20.000 millones de euros, con una subida de más de 700 millones que se pudo sufragar gracias a un aumento de la carga fiscal de aproximadamente 800 millones. Su déficit se reducía al 0,1%, lo que mandaban los acuerdos del Gobierno con Bruselas. 

La situación en 2020 y 2021 ha cambiado radicalmente por la pandemia de coronavirus y su virulento impacto en la economía. Pero según varias instituciones, la madrileña ha sido de las menos golpeadas. Detrás de ello está la decisión del gobierno de Isabel Díaz Ayuso de minimizar el cierre de la actividad pero también el efecto capital, que explica que con menos impuestos propios, Madrid sea la segunda en recaudación de estos gravámenes y líder contando los de ámbito estatal. 

La fiscalidad es uno de los hechos diferenciales de la economía madrileña. Partidos de izquierda como Podemos han calificado a la comunidad como “un paraíso fiscal”, pero lo cierto es que expertos como los del Instituto de Estudios Económicos (IEE) ensalzan su competitividad, pues es de las pocas CCAA con una presión fiscal homologable a las medias europeas. 

Más de 2.100 millones en impuestos propios

En 2019, según los últimos datos cerrados de recaudación fiscal del ministerio de Hacienda, Madrid recaudó de impuestos propios y transferidos 2.164 millones de euros. Fue la segunda comunidad con mayores ingresos fiscales, aunque lejos de Cataluña, que superó los 3.400 millones. La región sin Govern es líder en presión fiscal. 

Madrid recauda la gran mayoría de sus ingresos con tres figuras: Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), Actos Jurídicos Documentados (IAJD) y Sucesiones y Donaciones. Según datos del IEE, con el ITP se embola 1.098 millones, lejos de los 1.533 de Cataluña y los 1.206 de Andalucía. La Comunitat Valenciana le sigue con 964 millones. 

Pese a ser la tercera en recaudación, Madrid tiene uno de los tipos más bajos (6%) en este impuesto, que se paga cuando se compra un piso un activo inmobiliario. Lo mismo sucede con el de actos jurídicos documentados, que se paga por ejemplo cuando se firma una hipoteca o se realiza una escritura, en el que solo cobra el 0,7%. Cataluña recauda 496 millones con este impuesto, por 471 millones de Andalucía y 389,5 de Madrid.  

Sucesiones y Donaciones son impuestos polémicos, de quita y pon en muchas CCAA en función del color del gobierno. Pese a estar bonificados en un 99% —es decir, que solo tributa el 1% del capital recibido—, este impuesto que pagan los que reciben una herencia o una donación reporta 374 millones a la Comunidad de Madrid, por 463 millones de Cataluña. 

En el que Madrid es una auténtica rara avis es en el impuesto al Patrimonio, por el que Cataluña recauda más de 500 millones, el País Vasco, 185, y la Comunidad Valenciana, 161. Madrid, la única región que permite bonificarlo al 100%, solo se embola 3,3 millones de euros.  

La Sanidad concentraba el 40% del gasto de la Comunidad de Madrid ya antes de la pandemia

En cuanto al IRPF, Madrid impone un 9% para las rentas de hasta 12.450 euros, porcentaje que sube gradualmente hasta un 21% para las que superen los 53.407 euros. Con estas tasas, es la que más recauda, 3.280 euros por persona, unos 800 euros más que el País Vasco y Cataluña. En total, más de 21.000 millones, de los que gestiona aproximadamente la mitad. 

Ya antes de la pandemia, en 2019, la Sanidad concentraba el 40% del gasto de la Comunidad de Madrid: más de 8.100 millones. Educación e Investigación, más de 4.900 millones, por lo que el gasto social suponía el 86% del total, según presumía el gobierno regional en las cuentas de dicho ejercicio.