El gas se dispara un 21% en los mercados europeos

La escasez de suministros en los gasoductos europeos prolonga la crisis energética en el viejo continente, que ha iniciado una feroz competencia con Asia

Chimeneas en la refinería de gas y petróleo. El precio del gas alcanza máximos en los mercados europeos. EFE

La crisis energética que atraviesa España protagonizará este miércoles su momento más crítico con el precio de la luz en máximos históricos. Detrás de este fenómeno, se encuentra el encarecimiento del gas que también ha llegado a la recta final del verano con su mayor valor de todos los tiempos. Su coste se ha disparado un 21,4% en los principales mercados europeos.

El último boletín de precios publicado por Gas Industrial ha revelado que el precio de este combustible en el viejo continente ha escalado hasta los 50,81 euros por megavatio hora (MWh) durante las últimas dos semanas (del 28 al 10 de septiembre), dejando atrás todas las cifras precedentes de los años anteriores.

Durante este periodo el mercado ibérico que aglutina tanto a España como a Portugal ha llegado a marcar hasta 58,96 euros, provocando un efecto en cadena que ha terminado elevando también los precios de la luz. El gas es el combustible utilizado por las centrales de ciclo combinado para producir su energía.

La escasez de suministro del gas eleva los precios en toda Europa

Los analistas de Gas Industrial han explicado que detrás de esta crisis sin precedentes de los precios se encuentra un amplio abanico de factores. Entre ellos, los bajos niveles de existencias en los almacenamientos subterráneos de Europa o la escasez de suministro a través de los gasoductos del continente.

También ha tenido un fuerte impacto en el mercado los altos precios que ha protagonizado en el verano el mercado nipón (Japan Korea Market) que ha contribuido a elevar el precio del gas en los destinos europeos hasta máximos históricos.

Como consecuencia de estos dos fenómenos, Europa ha entrado en una batalla de competencia agresiva con Asia para intentar desviar los buques que transportan el gas licuado hacia el continente, a la espera de que mejoren los suministros por tierra.

En el caso particular de España, el principal mercado para acceder al gas es Argelia que concentra casi la mitad de los suministros que llegan hasta el país que depende de las ventas del extranjero. El segundo con mayor cuota es Rusia.

El precio del gas hunde la demanda de las compañías energéticas

El elevado precio que ha alcanzado el gas en el mercado internacional ha provocado una caída de la demanda por parte de las compañías energéticas que han apostado por otras fórmulas de producción que no requieran este combustible como las centrales hidráulicas o las estaciones solares.

La demanda del gas para la generación eléctrica se ha hundido un 26,2% en Europa durante las últimas dos semanas ante los vaivenes del mercado. Aunque el golpe se ha moderado gracias a que sí que han crecido las compras en el sector industrial, que ha elevado su adquisiciones un 8,2%.

También ha crecido la demanda de gas natural tanto entre los hogares como en las pequeñas y medianas empresas que han elevado sus partidas un 2,8% a pesar de la crisis energética que ha encarecido la factura.