El Gobierno aprobará el martes medidas para amortiguar la subida de la luz

Entre las medidas que aún se están estudiando están una nueva rebaja fiscal, la revisión de la tarifa regulada o PVPC y obligar a las eléctricas a subastar energía entre comercializadoras e industriales

Las vicepresidentas Nadia Calviño y Yolanda Díaz junto al presidente Pedro Sánchez en el Consejo de Ministros. Foto: EFE/Javier Lizón

Las vicepresidentas Nadia Calviño y Yolanda Díaz junto al presidente Pedro Sánchez en el Consejo de Ministros. Foto: EFE/Javier Lizón

El Gobierno se prepara para acometer lo que puede ser uno de sus quebraderos de cabeza en este curso político, sino de la legislatura: la subida del precio de la luz. Y es que, previsiblemente, el Consejo de Ministros se prepara para aprobar, el próximo martes, su anunciada batería de medidas con el objetivo de contrarrestar el efecto del aumento desorbitado de precios en las economías domésticas y las pymes españolas.

Entre las medidas que por el momento más se contemplan están, por un lado, una nueva rebaja fiscal, la revisión de la tarifa regulada o PVPC y obligar a las eléctricas a subastar energía entre comercializadoras e industriales. Se trata de nuevas medidas que complementarían la bajada del IVA de la luz del 21 al 10% y y acabar temporalmente con el Impuesto de Generación.

Otras de las medidas contempladas desde el Ejecutivo implicará cambios en el sistema con una nueva subasta de la luz para las pequeñas comercializadoras o la aprobación de un ingreso mínimo eléctrico para proteger a las familias más vulnerables. Hasta ahora, se pueden beneficiar parcialmente del bono social.

En el caso de una nueva rebaja fiscal, la opción más probable que puede llevar a cabo el Gobierno es la de eliminar temporalmente el impuesto a la electricidad, que grava el recibo de la luz con un 5,11 %. Este se sumaría a la rebaja del 11% del IVA y a la rebaja del 7% del impuesto de generación.

Otra de las medidas que probablemente se adopten en el paquete del martes será revisar la tarifa regulada o PVPC, un mercado que acoge a 11 millones de consumidores en el país, introduciendo ciertos mecanismos para que la factura final no esté tan expuesta a las variaciones de los precios en el mercado mayorista de la electricidad.

La tercera de las medidas más probables que el Ejecutivo contempla o planea adoptar es la de obligar a las grandes eléctricas a subastar energía entre comercializadoras e industriales más pequeñas a través de mecanismos “alternativos” compatibles con el derecho comunitario.

Según explicó la ministra de Transición Ecológica, ello obligaría a que las grandes eléctricas deban vender parte de su energía a las pequeñas comercializadoras o a industriales “a un precio fijado por subasta”, lo que permitiría que las empresas más pequeñas tuvieran más control sobre los precios. Esta medida incluiría además “mecanismos legales” de control para evitar que las malas prácticas afecten tanto al mercado como, en última instancia, al bolsillo de los españoles.

Andoni Berná Calvo