Las eléctricas amenazan con cerrar las centrales nucleares por las reformas del Gobierno

Las centrales advierten que adelantarán su cierre tras la tramitación de la Ley del CO2 y las reformas fiscales aprobadas en el Consejo de Ministros para abaratar la factura de la luz

Vista desde la playa de la Almadraba de la central nuclear de Vandellòs (Tarragona). EFE

Las eléctricas y el sector de la producción nuclear se han plantado ante los últimos cambios normativos que ha establecido el Gobierno de Pedro Sánchez. Las compañías han amenazado con cerrar anticipadamente sus centrales en España si sale adelante la nueva Ley del CO2, que recortará los beneficios de los productores para intentar abaratar la factura de la luz en los hogares.

La tramitación del anteproyecto de ley en el arranque del verano y el último paquete de medidas fiscales aprobado este martes en el Consejo de Ministros ha despertado las críticas de la patronal, que teme que los dos fenómenos asesten un golpe definitivo al sector. “Abocaría al cese de la actividad de todo el parque nuclear“, ha advertido el Foro Nuclear en un comunicado.

El Gobierno aprobó ya el pasado 1 de julio las bases de esta normativa que tiene como objetivo aminorar las retribuciones que perciben las centrales que se pusieron en marcha antes del año 2003. La medida persigue reducir el recibo de la luz hasta un 4,8% en las viviendas particulares y un 1,5% en la gran industrial gracias al recorte de los beneficios de las eléctricas.

El Foro Nuclear ha advertido de que su entrada en vigor obligaría a las centrales a marcar un precio de venta de la energía de como mínimo 60 euros por megavatio hora (MWh) para hacer frente a los costes. “De no ser así, sería imposible la continuidad de las centrales nucleares españolas“, han alertado.

Las empresas han denunciado que si hubiesen conocido con anterioridad los cambios que planeaba el Gobierno no habrían solicitado las renovaciones de sus autorizaciones de explotación. El sector pretendía invertir 3.000 millones de euros más hasta el cese definitivo del parque nuclear, previsto para el año 2035.

El Foro Nuclear alerta sobre la pérdida de puestos de trabajo que acarreará el cierre

El organismo ha advertido que las nuevas normativas amenazan con provocar el final adelantado de las centrales, lo que impactará en tanto en el mercado laboral como en la recuperación económica. “Conduciría a un cierre desordenado de la generación nuclear, a la consiguiente pérdida de puestos de trabajo y tejido industrial”, ha señalado el presidente del Foro Nuclear, Ignacio Araluce.

La patronal ha estimado además que esta medida provocará una “mayor dependencia energética del exterior” en un contexto justo cuando el encarecimiento del gas en el mercado internacional ha desatado la actual crisis de precios en toda Europa y especialmente en España.

El Foro Nuclear ha advertido también que si las centrales dejan de operar actualmente, el volumen de emisiones de CO2 se disparará con un incremento de hasta 22 megatones al año en España, ya que el país todavía no está preparado para realizar la transición ecológica en un intervalo tan corto del tiempo.

Podemos acusa a las eléctricas de “comportamiento antidemocrático

Las amenazas de las eléctricas y de la industria nuclear han sido rápidamente contestadas por Unidas Podemos. La líder de la formación morada, Ione Belarra, ha defendido las propuestas marcadas por sus socios de gobierno para reducir los ingresos de las empresas eléctricas y ha denunciad

“Las eléctricas amenazan con cerrar las centrales nucleares. Es un comportamiento antidemocrático inaceptable que sólo haría sufrir más a la gente”, ha remarcado en su cuenta oficial de Twitter.