Estados Unidos aprueba aranceles del 25% a España pero da 180 días para negociar

Se trata de una medida que la Administración de Biden ha tomado contra varios países que, en el caso de España afectaría a una actividad comercial valorada en 265 millones de euros

El presidente de EE.UU., Joe Biden. EFE/EPA/JIM LO SCALZO

El presidente de EE.UU., Joe Biden. EFE/EPA/JIM LO SCALZO

El gobierno estadounidense impondrá aranceles adicionales a varios productos españoles del 25% como respuesta a la ‘tasa Google’ impulsada por la Unión Europea, pero ha aplazado su implementación durante 180 días mientras intenta llegar a acuerdos multilaterales en materia de fiscalidad internacional en el seno de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Según ha explicado la Oficina del Representante comercial estadounidense, los productos que se verán afectados por esta serie de gravámenes que, en su mayoría se trata de productos alimenticios como pulpo congelado, gambas y langostinos por un lado y productos de cristalería de interior, así como cinturones, bolsos o calzado por el otro, alcanzaron un valor total de 265 millones de euros el pasado año 2019.

Por otro lado, desde la Oficina han estimado que ” el valor del impuesto digital pagadero por grupos de empresas con sede en EE.UU. a España será de aproximadamente 155 millones dólares anuales (127 millones de euros)”.

Además de a España, la Administración que lidera Joe Biden también impondrá nuevos aranceles a varios países comunitarios, como son Italia y Austria y a varios extracomunitarios, Como el Reino Unido, India o Turquía debido a la introducción de los nuevos gravámenes sobre los servicios digitales.

La Representante Comercial de EE.UU, Katherine Tai, ha señalado que “el impuesto a los servicios digitales de España no es razonable, es discriminatorio y grava o restringe el comercio de EE.UU.”.

Respecto al aplazamiento de la imposición de los aranceles durante el próximo medio año, Tai ha argumentado que esperan “brindar tiempo adicional para completar las negociaciones multilaterales en curso sobre tributación internacional en la OCDE y en el G20″.

Pese a que el gobierno estadounidense espera llevar a cabo negociaciones multilaterales con las que llegar a un final provechoso, la representante estadounidense ha advertido que “las decisiones de hoy brindan tiempo para que esas negociaciones continúen avanzando mientras se mantiene la opción de imponer aranceles si se justifica en el futuro“.