Funcas prevé una desaceleración económica en 2023 y recorta el crecimiento previsto hasta el 0,7%

La institución abre la puerta a que se produzca una recesión técnica entre finales de este año y principios del siguiente

Calviño

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño. EFE/Rodrigo Jiménez

Funcas, la fundación de las cajas de ahorros, ha actualizado este martes sus previsiones macroeconómicas y ha recortado en más de un punto el avance que pronostica para el producto interior bruto (PIB) el próximo año. La desaceleración económica que ya han comenzado a mostrar algunos datos y que se acentuará en los próximos meses llevarán al PIB a crecer un 0,7%, frente al 2% que estimaba la institución en julio.

Es una de las previsiones más pesimistas para la economía española y se aleja del 2,1% que ha incluido el Gobierno en el cuadro macroeconómico que acompaña los presupuestos generales del Estado. Pero Funcas defiende que el «debilitamiento de la economía española por el menor consumo de los hogares y la pérdida de poder adquisitivo» abren la puerta a que se produzca una recesión técnica en el último trimestre de este año y el siguiente.

No obstante, y a diferencia de otros países de la zona Euro, España se salvaría de un crecimiento negativo para el conjunto del año. Algo que el Fondo Monetario Internacional (FMI) cree que ocurrirá en Alemania y también en Italia.

Con todo, la inflación continuará siendo alta en los meses que restan de 2022. La tasa interanual en diciembre podría alcanzar el 8,6%, según los cálculos de la institución. Para 2023, esperan que la tasa media anual sea del 4,8%, «prácticamente la mitad que este año», pero todavía muy alta, tal como ha explicado el director general de Funcas, Carlos Ocaña.

Aumento de costes y desconfianza

El director de coyuntura económica de Funcas, Raymond Torres, ha explicado que «los hogares han tirado del ahorro para mantener el consumo» pese a los precios más elevados. Sin embargo, la tasa de ahorro ha vuelto a niveles habituales tras el incremento histórico por el confinamiento, durante la pandemia. Por ello, cree que «hay poco margen adicional para mantener ese gasto».

En esta línea, Torres también se ha referido a los costes energéticos y al impacto en las empresas, que han deteriorado su confianza en las perspectivas económicas. Como publicó este periódico, la confianza empresarial y de los consumidores continúa en mínimos históricos.

Funcas asume que la creación de empleo se ralentizará, aunque se crearán 220.000 puestos de trabajo netos entre el tercer trimestre de este año y finales de 2023. «El ritmo será mucho menor de lo que hemos visto hasta ahora, pero todavía el empleo resiste en este clima de incertidumbre», ha señalado el director de coyuntura.

Reducir el endeudamiento y aprovechar los fondos europeos

Ante este escenario, Funcas insta al «aprovechamiento» de los fondos europeos, que serán clave para el crecimiento económico previsto para el próximo año. «Es importante lograr la velocidad de crucero, sobre todo en las inversiones más importantes y transformadoras», han destacado.

A nivel presupuestario, desde la institución han defendido la necesidad de proteger a las familias vulnerables y a las empresas más expuestas a los incrementos de los costes energéticos. Sin embargo, esto debe compaginarse con «una senda de corrección de los desequilibrios», han subrayado.