Garamendi mantiene el pulso al Gobierno y pide no «castigar» a las energéticas «con impuestos a la carta»

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, ha pedido un marco regulatorio más eficaz

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés; el ministro de Industria, Jordi Hereu y el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Antonio Garamendi, ha criticado los impuestos extraordinarios a las empresas energéticas impulsados por el Gobierno. Así lo ha manifestado durante la jornada «Retos y Oportunidades de la descarbonización en la industria» organizada por Naturgy, y en la que han intervenido el presidente de la compañía, Francisco Reynés, y el ministro de Industria, Jordi Hereu. El presidente de la CEOE ha pedido más seguridad jurídica y que se incentiven las inversiones en la industria para poder llevar a cabo el proceso de descarbonización.

«Hay muchos aspectos diferentes en función de cada industria, pero hemos llegado a un punto en el que somos conscientes de que todos debemos ir a una en la misma dirección. Sin duda es un reto, pero también un camino por recorrer y hay que hacerlo desde el punto de la neutralidad tecnológica. No podemos perder el aspecto de la eficiencia y la competitividad del mundo empresarial», ha señalado.

En cuanto a la regulación actual y la fiscalidad, el presidente de la patronal ha instado al Ejecutivo a repensar los gravámenes que se pretenden ampliar en el tiempo. «Necesitamos seguridad jurídica, estabilidad regulatoria y dar confianza a los inversores. Estamos hablando 260.000 millones de inversión privada y hay que dar un mensaje de confianza. No tiene sentido estar castigando a la industria energética con los impuestos a la carta y a la banca que es la que tiene que prestar dinero para estas inversiones», ha destacado.

Garamendi ha señalado la importancia de reindustrializar el país para que este sector llegue al 20% del PIB. «En los territorios en los que esto sucede, el paro también suele inferior», ha dicho. Por otro lado, el presidente de la patronal ha asegurado que Europa «no se puede quedar atrás» y que «se está despistando». ¿Qué pasa con el medioambiente? tiene poco sentido que en España hagamos esfuerzos si en Europa y en el mundo no se hacen. Competimos en un mundo global y no podemos perder la competitividad», ha explicado.

Naturgy pide una regulación más eficaz

El presidente de la patronal también ha pedido al ministro Hereu «trabajar en una ley de industria», donde el sector energético tenga un papel clave. Por su parte, el presidente de Naturgy ha puesto en valor la profunda transformación que está viviendo la compañía, de manera «voluntaria», con el objetivo de seguir «llenando capítulos en el libro de nuestra historia.

Reynés ha destacado el reto de resolver el trilema de la energía, para ser más sostenibles, no poner en riesgo el suministro energético para los consumidores y que todo ello se pueda hacer de forma asequible. «Tenemos que desarrollar soluciones a la descarbonización que no produzcan deslocalizaciones. Resolver el trilema energético forma parte fundamental de nuestra misión como compañía y los gases renovables forman parte de esta estrategia», ha señalado.

En cuanto al proceso de descarbonización y la estrategia del Gobierno, Reynés ha instado al ministro Hereu a establecer una regulación adecuada. «La industria necesita un marco normativo que sea simplificado y eficaz. Un ejemplo de los problemas de la normativa actual es el cuello de botella en el proceso de descarbonización que suponen los permisos«, ha destacado. Asimismo, ha pedido incentivar la inversión y a dotarla de «una cierta seguridad en el tiempo».

Publicación de las ayudas de 300 millones para compensar el C02

Por su parte, el ministro Hereu ha destacado que la descarbonización tiene que ser «un trabajo conjunto que solo sumando esfuerzos podremos sacar adelante. Toda transición es un momento en el que todos tenemos que salir de la zona de confort, innovar y arriesgar». En este sentido, ha puesto en valor la importancia de la política pública y de las líneas de ayudas para la descarbonización.

Es por ello que ha anunciado la publicación este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de la convocatoria del mecanismo de compensación por los costes de las emisiones indirectas de gases de efecto invernadero, con un presupuesto de 300 millones de euros. Se trata de la convocatoria con la mayor dotación de la historia para esta materia.

Las ayudas va dirigido a empresas de determinados sectores industriales a los que se les considera expuestos a un riesgo significativo de «fuga de carbono». El plazo de presentación de solicitudes será de 20 días hábiles. Desde 2019 el Gobierno ha destinado cerca de 900 millones de euros para la compensación por los costes de emisiones de C02, pasando de seis millones de euros convocados en 2018 a 244 millones de euros en los últimos años, 2022 y 2023.

Asimismo, Hereu ha destacado también la importancia de instrumentos como el Perte de descarbonización industrial y adelantó la publicación de tres nuevas propuestas de resolución provisional favorables de la línea 1 de este PERTE que suponen 16,1 millones en ayudas. En concreto, se trata de las solicitudes de Solutec GC -3,8 millones de euros-, ArcelorMittal España -8,7 millones de euros- y ABN Pipe Systems -3,6 millones de euros-.

Hasta el momento, este Perte ya ha beneficiado a 30 proyectos con una dotación conjunta de 235,5 millones de euros en ayudas que reducirán en más de 1,6 millones las emisiones de CO2 anuales a la atmósfera. En el segundo semestre del año, el Ministerio de Industria lanzará también la línea 4 del Perte de descarbonización con 140 millones de euros en ayudas para nuevas instalaciones altamente eficientes y descarbonizadas.

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Deja una respuesta