La compraventa de vivienda nueva sube a máximos en casi siete años

Las compraventas de vivienda en España moderaron su caída al 4,3% en febrero y marca su cifra más alta en un año

Viviendas en construcción. . ED/archivo

Viviendas en construcción. . ED/archivo

A pesar del desplome de la compraventa de viviendas en España en el último año como consecuencia de la crisis de la Covid-19, la cifra de la compraventa de viviendas nuevas ha ido aumentando en los últimos meses hasta superar en febrero las 10.000 operaciones por primera vez desde julio del año 2014.

Se consolida así la tendencia de trasvase de compradores de viviendas usadas a casas nuevas. En detalle, la compraventa sobre vivienda nueva repuntó un 11,1% en febrero, hasta 10.130 operaciones, mientras que sobre vivienda usada disminuyó un 8,1%, hasta 33.055 transacciones, según ha informado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los expertos achacan esta tendencia al embalsamiento de la demanda de este tipo de transacciones y a las facilidades de pago por las posibilidades de estructurar el esfuerzo de compra y acceder directamente a la financiación asociada al préstamo promotor y a las nuevas tendencias tras el coronavirus, así como a las mayores posibilidades que ofrece el teletrabajo y las nuevas tendencias tras el confinamiento por la Covid-19.

A nivel general, la caída del 15,4% de la compraventa de viviendas en España registrada en enero se moderó en febrero al 4,3% interanual, hasta sumar 43.185 operaciones, lo que constituye además la cifra total de compraventas más elevada desde febrero de 2020, previo al estallido de la pandemia

A nivel mensual la compraventa de viviendas repuntó en febrero un 8,6% en relación a enero, marcando su mayor alza en un mes de febrero en al menos cinco años, ya que en los ejercicios previos había incluso retrocedido, como en 2020 (-4,1%), tras dispararse un 20,4% las operaciones sobre vivienda nueva y un 5,5% sobre la usada.

La vivienda usada representa el 76,5% de las operaciones

A pesar de la tendencia de un incremento de las operaciones sobre vivienda nueva, en febrero, el 23,5% de las viviendas transmitidas por compraventa en febrero fueron nuevas y el 76,5% usadas, lo que evidencia la mayor relevancia de las viviendas de segunda mano en la evolución del mercado. 

En lo que va de año la compraventa de viviendas en España cede un 10%, con un avance de las operaciones sobre vivienda nueva del 5,6% y un retroceso del 13,6% en el caso de las transacciones sobre vivienda usada. De hecho, la adquisición de vivienda usada ha caído en 10 de los últimos 12 meses.

Asimismo, el 90,9% de las viviendas transmitidas por compraventa en febrero fueron libres y el 9,1% protegidas. En términos anuales, el número de viviendas libres transmitidas por compraventa disminuyó un 4,6%, hasta las 39.242, y el de protegidas un 0,3%, hasta las 3.943 transacciones. 

Andalucía lidera las compraventas y ceden un 16% en Canarias y Baleares

Por regiones, las comunidades que presentaron los mayores incrementos anuales en el número de compraventas de viviendas en febrero fueron La Rioja (+13,7%), Asturias (+12%) y País Vasco (+10,9%). Por su parte, Canarias (–16,2%), Islas Baleares (–15,9%) y Aragón (–13,5%) registraron los mayores descensos.

Por volumen, los mayores se dieron en Andalucía (8.908 operaciones, un 1,1% menos), la Comunidad de Madrid (6.635, un 4,4% menos) y Cataluña (6.460, un 6,7% menos).

Las fincas transmitidas cayeron un 8,6%

Por su parte, el número de fincas transmitidas inscritas en los registros de la propiedad (procedentes de escrituras públicas realizadas anteriormente) en el mes de febrero fue de 178.240, un 8,6% menos interanual. En el caso de las compraventas de fincas registradas, el número de transmisiones es de 89.395, con una disminución anual del 2,5%. 

El 86% de las compraventas registradas en febrero corresponde a fincas urbanas y el 14% a rústicas. En el caso de las urbanas, el 56,1% son compraventas de viviendas. El número de compraventas de fincas rústicas sube un 4% en febrero en tasa anual,
mientras que el de fincas urbanas baja un 3,5%.

En el segundo mes del año el número total de fincas transmitidas inscritas en los registros de la propiedad por cada 100.000 habitantes1 alcanza sus valores más altos en La Rioja (747) Castilla y León (724) y Aragón (634). País Vasco (13,3%), Asturias (5,1%) y Castilla y León (1,5%) registraron las tasas de variación anuales más elevadas. Por su parte, Comunidad Valenciana (–29,1%), Murcia (–28,2%) y Canarias (–18%) presentan las tasas anuales más bajas.

El teletrabajo y las tendencias tras el confinamiento impulsan la vivienda nueva

Respecto al auge de la vivienda nueva registrado desde la segunda mitad del año 2020, desde Fotocasa explican a Economía Digital que ha estado muy propiciado por las nuevas tendencias que ha dejado el coronavirus y el confinamiento vivido hace un año, ya que los ciudadanos le está dando más valor que nunca a la vivienda y muchos de ellos están buscando en la periferia de las grandes ciudades, donde el stock de vivienda nueva es muy abundante.

Asimismo, la búsqueda de vivienda con motivo de las posibilidades del teletrabajo está beneficiando a la obra nueva ante las mayores posibilidades de vivir más lejos donde uno desee. Además, muchas viviendas de obra nueva se encuentran enmarcadas en zonas ajardinadas, con espacios comunes, piscina y terraza que son elementos que con el confinamiento han tomado especial valor a la hora de buscar vivienda. 

«La vivienda usada ha sido el motor de la recuperación del sector», señalan en el portal inmobiliario, que apuntan que siete de cada 10 compradores adquieren una vivienda de segunda mano, aunque sus estudios reflejan cómo el interés por la vivienda de obra nueva se ha duplicado en los últimos años entre los potenciales compradores.

La directora de Estudios y Portavoz de Fotocasa, María Matos, destaca que las cifras de compraventas de febrero son «muy positivas» que «demuestran el dinamismo y la gran capacidad de recuperación que está demostrando el sector inmobiliario», ante «el gran interés que tienen los españoles por cambiar de casa tras haber sufrido un duro confinamiento”.

«Estos datos de compraventa muestran prácticamente que el sector se ha recuperado y volvemos a los niveles similares a los que solíamos ver en 2019. Ya podemos decir que el inmobiliario se repone y se presenta con fuerza y estabilidad para ser uno de los motores de la recuperación económica del país”, ha afirmado.

De igual forma, señala que la demanda de compra está sufriendo un «auge sin precedentes» y muchos españoles se han pasado a la compra de vivienda, ya que si antes de la pandemia el 39% de los que buscaban lo hacían en el mercado de la compraventa, este porcentaje ha pasado al 43% después del estallido de la pandemia. El reto es ahora dar respuesta a esa demanda, añade.

Sergio Martín de Vidales Diago