La junta de Caixabank aprueba la fusión con Bankia y se despide de Jordi Gual

El presidente de Caixabank, el gran damnificado de la operación con Bankia, se emociona en el adiós a los accionistas

La junta de accionistas de Caixabank ha aprobado este jueves la fusión por absorción de Bankia. Es por esto por lo que pasará a la historia, pues dará luz al banco más grande de España​, pero no es por esto por lo que ha destacado, pues estaba previsto y asegurado, ya que La Caixa, que ha pactado la fusión, controla el 60% de la entidad.

Lo que los pocos accionistas y asistentes en el Palacio de Congresos de Valencia recordarán será el adiós de Jordi Gual. No porque sus cuatro años en la presidencia de Caixabank hayan marcado una época sino porque es el gran damnificado de la unión con Bankia y terminó su intervención con un agradecimiento emocionado.

En el mismo escenario, dos días atrás, Bankia había aprobado la operación. Entonces, solo intervino José Ignacio Goirigolzarri, presidente de dicho banco y futuro presidente de Caixabank. Este jueves, Gual, que no será protagonista de la operación, tuvo la intervención más larga, y le siguió Gonzalo Gortázar, consejero delegado del mayor banco de España.

Gual tuvo ‘fair play’ en su adiós: dio las gracias a Gortázar y Fainé y la bienvenida a Goirigolzarri

Era esperado el discurso de Gual al tratarse de su última intervención ante los accionistas. Así lo admitió el propio directivo al inicio de su discurso, en el que informó que el objetivo de la junta era aprobar una operación que, si salía adelante, supondría su adiós de Caixabank y su último encuentro con sus accionistas.

Gual tuvo fair play. Dio la bienvenida a Goirigolzarri, que le sustituirá en el cargo, y llenó su discurso de agradecimientos a Gortázar, al equipo y a toda la familia Caixabank.

“Ha sido y es un referente, un gran ejemplo para toda la organización”, ha dicho el todavía presidente acerca del consejero delegado, y ha añadido que “gracias al esfuerzo de todos, Caixabank está hoy en una posición inmejorable para seguir liderando la banca en este país”.

La junta de accionistas de Caixabank aprueba la fusión con Bankia. EFE

La junta de accionistas de Caixabank aprueba la fusión con Bankia. EFE

También ha tenido palabras para Isidro Fainé, presidente de La Caixa, quien le situó hace cuatro años en la presidencia del banco y ahora le defenestra por diferencias personales y por anotarse un punto ante el FROB al ceder el puesto a Goirigolzarri.

“Quiero rendir homenaje a todas aquellas personas que me han precedido en la presidencia, y de manera muy especial a la figura de Isidro Fainé. Gracias a su ejemplo y liderazgo nuestra entidad ha sido capaz de erigir un sólido proyecto empresarial que, con el proyecto de fusión, da un nuevo paso de gigante en su excepcional trayectoria”, ha dicho Gual.

El directivo terminó su discurso con unas palabras del fundador de La Caixa, Francesc Moragas, y fue entonces cuando se emocionó. Eran las últimas palabras ante los accionistas, antes de responder a sus preguntas, y su voz se quebró. Algún accionista le agradeció su labor, uno incluso le rogó enérgicamente que siguiera, lo que agradeció.

Gortázar agradece el liderazgo de Gual

Tras el discurso de Gual, Gonzalo Gortázar explicó las ventajas de la fusión por absorción de Bankia, pero también tuvo palabras para Gual. Y las pronunció en catalán, la lengua en la que suele expresarse el presidente de Caixabank.

Gonzalo Gortázar y Jordi Gual, consejero delegado y presidente de Caixabank. EFE

Gonzalo Gortázar y Jordi Gual, consejero delegado y presidente de Caixabank. EFE

“Quiero agradecerle su iniciativa, su liderazgo, la dedicación, la profesionalidad y la generosidad en estos años. Siempre ha sentido los valores clave de esta entidad y los ha sabido transmitir constantemente. Ha sido un placer y un privilegio trabajar contigo”, le ha despedido Gortázar, el verdadero hombre de confianza de Fainé y primer ejecutivo del mayor banco de España.