La subida del Salario Mínimo Interprofesional será simbólica: no superará los 1.000 euros

El Gobierno se reunirá en los próximos días con los agentes sociales para abordar esta cuestión

El Gobierno anunciaba ayer, tras la presentación de los datos del paro, que va a pedir reunirse con las diferentes patronales y sindicatos para incrementar el Salario Mínimo Interprofesional de cara al año que viene. 

El secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, confirmó que se intentará llevar al consejo de ministros de fin de año un nuevo incremento salarial.

No obstante, y conscientes del difícil momento que atraviesan las empresas en España a consecuencia de la pandemia, fuentes del Ministerio de Trabajo aseguran que lo principal es “que haya diálogo social” para perfilar la subida del SMI. En este contexto, el salario mínimo no estará por encima de los 1.000 euros. 

Un 0,9% más

El Salario Mínimo Interprofesional se sitúa actualmente en 950 euros al mes, en catorce pagas, después de subir un 5,5% este año y tras el incremento sin precedentes del 22,3% que se aprobó en 2019, cuando pasó de 736 a 900 euros.

En este sentido, las fuentes consultadas por este medio no descartan que la subida sea en torno al 0,9%. Cabe  destacar que el Gobierno de Pedro Sánchez aprobó una subida del sueldo de los empleados públicos del 0,9% en 2021, en línea con la revalorización de las pensiones ligadas al IPC trasladada a Bruselas en el Plan Presupuestario.

Oposición de la CEOE

Esta negociación no va a ser un camino de rosas para el equipo de Yolanda Díaz y sindicatos. A pesar de que el Ministerio de Trabajo ha reiterado que es necesario el consenso, CEOE no va a dar su brazo a torcer. 

La patronal considera primordial salvar la liquidez y el futuro más inmediato de las empresas y dejar aparcadas estas cuestiones. En una entrevista a La Vanguardia, Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, dijo que “no es el momento” de aplicar este incremento para 2021.

“En los últimos cuatro años, el salario mínimo ha subido el 45%, creo que ese es un dato que hay que tener presente. En estos momentos, el salario mínimo afecta posiblemente a esos sectores que calificaba de más vulnerables: agricultura, hostelería, comercio… Son sectores que están destrozados. Y a la vez, este año la inflación va a ser negativa, de casi un –1%, lo que significa que esos salarios van a tener mayor capacidad adquisitiva. Por tanto, nos parece que no es el momento de hablar de subidas“, dijo.