La tercera ola acabó con un 93,6% de las llegadas de turistas en febrero

El repunte de los contagios provoca el mayor hundimiento de turistas internacionales de los últimos ocho meses. El sector solo ha ingresado 322 millones de euros

Un grupo de turistas sale del aeropuerto de Heathrow en Reino Unido. EFE

El sector turístico ha pagado las consecuencias de la tercera oleada de contagios de coronavirus en el mes de febrero. La llegada de visitantes procedentes del extranjero se ha derrumbado un 93,6% en el segundo mes del año como consecuencia del incremento de los rebrotes y de las restricciones internacionales de viaje. Es el golpe más duro de los últimos siete meses. Hay que retrotraerse a junio de 2020 para observar una caída mayor de pasajeros.

España recibió en el segundo mes del año apenas 284.311 turistas internacionales, según el último informe sobre Movimientos Turísticos en Fronteras publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La caída interanual es del 93,6% si lo comparamos con los datos de febrero de 2020, cuando la pandemia todavía no se había considerado como una auténtica amenaza para la salud pública en Europa.

Si hacemos el cálculo de los dos primeros meses del año, apenas han entrado en el territorio español 718.613 visitantes de fuera de nuestras fronteras para disfrutar de sus vacaciones. El dato contrasta con el mismo periodo del año anterior cuando llegaron más de 8,6 millones de ciudadanos procedentes del extranjero.

Francia se consolida como el principal emisor a pesar de su crisis sanitaria

Los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) también confirman uno de los cambios que ha provocado la pandemia. Francia se ha convertido en el principal país emisor de turistas a España, desbancando a Reino Unido, a pesar de la delicada situación epidemiológica que atraviesa y que le ha abocado a su tercer confinamiento domiciliario en poco más de un año.

En febrero, llegaron a España 74.797 turistas franceses para disfrutar de sus vacaciones, lo que representa un 26,3% del total de extranjeros que visitaron el país. Más de una cuarta parte de los turistas que acceden al país lo hacen desde el territorio galo.

Los datos contrastan con los 36.856 que han venido procedentes de Alemania o los 14.319 que han recalado desde Reino Unido, los otros dos mercados habituales de turistas internacionales. Las duras restricciones de viaje del Gobierno de Boris Johnson han hundido un 98,4% la llegada de visitantes británicos con respecto a febrero de 2020.

El atasco se observa en la autopista A13, junto a la Torre Eiffel, que conduce a Normandía, en París, Francia, el 02 de abril de 2021. EFE

La facilidad de los ciudadanos franceses para acceder a España en carretera ha facilitado este alto porcentaje, que convierten a Francia en la nacionalidad que menos ha reducido sus visitas de todas las que analiza el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este fenómeno ha provocado un fuerte debate por la falta de restricciones para acceder al país, mientras la movilidad entre comunidades autónomas sigue restringida, lo que forzó al Gobierno a solicitar también pruebas PCR negativas en los accesos terrestres desde el pasado 30 de marzo.

El destino por excelencia ha vuelto a ser Canarias, que ha concentrado un 26,1% de los turistas internacionales. Al archipiélago llegaron un total de 74.280 turistas, lo que representa un hundimiento del 93,7% de su mercado en el mes de febrero. Cataluña ostenta el segundo puesto con 54.020 visitantes pero el golpe interanual todavía es mayor (-94,4%).

El gasto de los turistas se desploma un 93,3% en febrero

La falta de turistas ha provocado un golpe prácticamente idéntico en el volumen de gasto que se ha producido en el sector turístico internacional en el mes de febrero. Los visitantes invirtieron en sus vacaciones tan solo 322 millones de euros, lo que supone una caída del 93,3% con respecto al año anterior. Es de nuevo el mayor golpe desde junio de 2020, cuando el desplome alcanzó el 98,6%.

Los turistas han optado esta vez por alargar algo más sus vacaciones en España con una duración media que alcanza los 9,6 días de descanso. Son dos jornadas y media más que en febrero de 2020. Como consecuencia el gasto medio que realiza cada visitante se ha elevado hasta los 1.133 euros, un 4,7% más. Sin embargo, se ha reducido un 22% la inversión diaria.

De nuevo, Francia concentra la mayor parte del gasto con un 16%, seguido de Alemania. A pesar de que los ciudadanos galos han llegado en un volumen muy reducido, su alto poder adquisitivo les ha permitido englobar el 14,4% de la inversión turística. Les siguen países como Dinamarca, Finlandia, Noruega o Suecia, de acuerdo a la Encuesta de Gasto Turístico.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.