Los concursos de acreedores se multiplican por seis y superan incluso niveles de 2019

Madrid es la comunidad donde más se disparan los concursos, al multiplicarse por 11, aunque Cataluña sigue liderando la caída de empresas

Panorámica ciudad con empresasa EFE/Marta Pérez/Archivo

Panorámica ciudad con empresasa EFE/Marta Pérez/Archivo

El Gobierno prorrogó hasta finales de año la moratoria concursal por la que se suspende el deber de los administradores de presentar concurso en los dos meses siguientes a conocer que sus empresas son insolventes con el fin de evitar que miles de empresas acaben en esos procesos o incluso en la quiebra.

Sin embargo, los administradores concursales ya advirtieron de una posible cascada de concursos a lo largo del ejercicio 2021 por los efectos de la crisis del coronavirus y el parón de de los procedimientos durante el primer estado de alarma, lo que ha llevado a que los concursos se multipliquen casi por seis en el mes de mayo, con un alza del 489,3%, hasta los 495 procesos, frente a los 84 de mayo de 2020.

Incluso en comparativa con el año 2019, cuando no se registró la incidencia de la crisis de la Covid-19, se constata un alza del 41%, ya que entonces se registraron 351 concursos, según se desprende de la Estadística Mercantil del Colegio de Registradores.

Tendencia negativa desde marzo

Desde septiembre de 2020 se observa una tendencia de aumento de concursos, que se invirtió en los dos primeros meses de 2021, cuando disminuyeron un 12,2% en enero y un 0,3% en febrero. A partir de marzo la tendencia es ya “claramente negativa”, con incrementos significativos, sobre todo si se compara con 2019, un período “normal” del ciclo económico.

Entre las empresas que se han visto abocadas a solicitar un concurso se encuentran las empresas que se han visto inmersas en una coyuntura de insolvencia irreversible o aquellas que pueden ser inicialmente viables por sí mismas pero precisan de una ampliación de endeudamiento o reestructuración de deuda.

En cuanto a su distinción entre voluntarios y necesarios, los primeros sumaron en mayo, 379 inscripciones, con un aumento del 11,1% sobre el mes anterior y los concursos necesarios inscritos fueron 116, con una disminución del 10,1% sobre el mismo mes.

Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana, a la cabeza

La comunidad en la que más concursos de acreedores se presentaron fue Cataluña, con 123, seguida a distancia por Madrid (94), Comunidad Valenciana (83) y Andalucía (49), mientras que La Rioja (1), Navarra (2) y Asturias (6) fueron donde menos se presentaron.

En el caso de Cataluña se han multiplicado por 272% respecto al año pasado, y en comparación al ejercicio “normal” de 2019 han repuntado un 25,5%. En Madrid se han multiplicado por más de 11 en un año y se han elevado un 64,9% respecto al ejercicio 2019.

En cualquier caso, respecto a 2019 los concursos han disminuido en La Rioja, al presentarse en mayo de este año solo uno, y en Navarra, con solo dos concursos. También han disminuido un 6,7% en Galicia, al registrar 14 concursos, uno menos que hace dos años.

El alza de concursos empaña la creación de empresas: se triplica en un año

Este notable repunte de los concursos empaña el dato de constitución de empresas, que se ha triplicado en un año al elevarse un 153% respecto a mayor de 2020, pasando de 3.809 nuevas empresas a un total de 9.638. Aún más significativo es el alza del 10,4% frente a mayo de 2019, cuando no había crisis por el coronavirus y se registraron 8.733 empresas nuevas.

Las tasas de variación muestran importantes incrementos en todas las comunidades autónomas debido a la paralización de la economía durante el primer estado de alarma. Destacan los repuntes en Canarias (+335%) y Navarra (+336%). Las mayores cifras se dieron en Madrid, con 2.262 nuevas sociedades, Cataluña, con 1920 constituciones, y Andalucía, con 1.621 empresas creadas.

Los mismos datos de mayo actual comparados con mayo de 2019, un mes de carácter “habitual” anterior a la pandemia, muestran aumentos significativos, con crecimientos en catorce CCAA, destacando Navarra (+57,4%), Cantabria (+44,2%), Extremadura (+21,7%) y Castilla–La Mancha (+21,6%).

Tras las fuertes caídas durante la declaración del primer estado de alarma, a partir del tercer trimestre de 2020 se producía una tendencia de fondo de clara mejoría de este indicador. En el primer trimestre de 2021 las constituciones se incrementaron ya el 15,6%, afectada ya la comparación por el confinamiento iniciado en la segunda quincena de marzo de 2020. El impacto se observa plenamente en abril y continúa en mayo, produciendo de nuevo un intenso repunte, aunque inferior, del 153%, respecto al mismo periodo del año anterior.

Las ampliaciones de capital recuperan cifras de 2019

Junto a la mayor creación de empresas, el otro dato positivo se refleja en el alza de las ampliaciones de capital, ya que las operaciones de este tipo inscritas en los registros mercantiles reflejan de modo directo la apuesta de los propietarios por sus proyectos empresariales.

Los datos se ven igualmente afectados por el primer estado de alarma de 2020, lo que provoca un alza de operaciones de ampliaciones de capital del 94% respecto a mayo del año pasado, hasta las 2.540 frente a las 1.309 de hace un año, si bien es reseñable que prácticamente recuperan la cifra de mayo de 2019, mostrando un ligero descenso del 0,5%, con solo 14 operaciones menos.

Por CCAA., las que presentan mayor volumen de actividad en mayo de 2020 son Madrid con 658 operaciones, un 43,% más que el mismo mes del año anterior y un 11,5 más que hace dos años, y Cataluña con 520, un 227% más que el año anterior y un 3% menos que hace dos años.

Comparado con el mes de mayo de 2019, se produjeron aumentos en nueve territorios, sobre todo en Ceuta y Melilla (+450%), seguida de Cantabria (+55,6%), Murcia (+24,6%), Extremadura (+23,3%), Navarra (+23,1%) y Comunidad Valenciana (+21,8%).

Al igual que sucede con ls constituciones, las tasas de variación durante los últimos trimestres muestran una mejoraría a partir del tercer trimestre de 2020, mientras que en abril y mayo ya se produjeron fuertes subidas, del 138,9% y del 94%, respectivamente.