Quiebras a la vista en el transporte urbano por el retraso del fondo de rescate

El presidente de Confebús urge a aprobar el fondo a ayuntamientos y reclama otro autonómico de 1.000 millones ante la situación "crítica"

Rafael Barbadillo, presidente de Confebus, la principal organización de empresas de autobús de España. /EFE/ZIPI

Rafael Barbadillo, presidente de Confebus, la principal organización de empresas de autobús de España. /EFE/ZIPI

Temor y preocupación en el sector del transporte urbano por el retraso en el nuevo fondo para entidades locales que prepara el Ministerio de Hacienda para compensar la caída de ingresos del transporte urbano generados por la pandemia como consecuencia del derrumbe de la demanda por las restricciones de movilidad.

El Gobierno había anunciado que el nuevo fondo para paliar los problemas del transporte urbano derivados de la pandemia estaría a disposición de las entidades locales antes de que finalizase el mes de marzo, sin embargo su llegada podría retrasarse unos tres meses, ya que no ha sido hasta este pasado lunes cuando verdaderamente se ha puesto en marcha el proceso.

Desde este lunes, 5 abril, y durante 15 días naturales, hasta el próximo día 19, los ayuntamientos pueden remitir toda la información financiera necesaria para poder acceder a la compensación por la caída de ingresos en 2020 de los operadores del servicio de transporte público debido a la Covid-19.

La inquietud por este fondo para entidades locales para compensar se suma a las críticas vertidas desde algunos ayuntamientos de distinto signo que reclaman un fondo de 4.000 millones al margen del de reconstrucción y desde las CCAA del PP por el nuevo fondo de 7.000 millones de ayuda a la solvencia de pymes y autónomos, dentro del nuevo paquete de 11.000 millones, por su cuantía y por derivarse la gestión en las regiones.

Para calmar los ánimos, Calviño ha avanzado ya que se estudia incluir en la tramitación parlamentario del decreto de las ayudas nuevos sectores y ajustar los parámetros para facilitar la gestión.

Posible retraso a finales de junio

El Ministerio de Hacienda, junto al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, asegura estar trabajando en una medida para compensar la caída de ingresos en 2020 por los operadores del servicio de transporte público como consecuencia de la pandemia y las medidas adoptadas para contener la expansión del virus, con la intención de que pueda estar aprobada “lo antes posible”.

Fuentes de Hacienda explican a Economía Digital que dado que se ha dado inicio el primer paso del proceso al comenzar el plazo para presentar la información requerida todavía no hay una estimación de fechas concretas, sin embargo fuentes de la patronal Confebus señalan que desde el departamento de María Jesús Montero ya se ha comunicado que no se podrán liberar los fondos incondicionados hasta, al menos, el próximo 30 de junio.

Desde distintas empresas del sector, como Avanza, explican a este medio que se dispone de un plazo de 15 días para que las compañías puedan recopilar los datos de facturación e ingresos de 2019, para que a posteriori Hacienda pueda compararlos con los de 2020 y, a partir de ahí, se tramitarán los nuevos fondos, previsiblemente no antes de finales de junio.

La cuantía del fondo, a determinar en función de las necesidades

Respecto a la cuantía del fondo, los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de este año se recogió la creación de un fondo para financiar los servicios de transporte urbano ante la incidencia de la pandemia de entre 250 y 1.000 millones de euros, si bien en el anexo no figuraba ninguna partida presupuestaria específica. 

En la Administración se realizó una estimación aproximada de 400 millones, al ser el déficit calculado que debería financiarse para compensar a los ayuntamientos por el menos uso del transporte urbano con el fin de que los entes locales paguen a los operadores del servicio, según señalan fuentes del sector.

Dado que acaba de comenzar el proceso, desde Hacienda señalan que hay que esperar a que los distintos entes locales transmitan al Ministerio los datos estimados de pérdidas para hacer el cálculo definitivo sobre las necesidades de los entes locales para poder cumplir con los operadores del transporte urbano a través del nuevo fondo.

Situación crítica: demanda del 50% y riesgo de quiebras y retrasos de nóminas

Lo cierto es que las compañías locales de transporte han tenido que hacer frente a una reducción más que drástica de los viajeros, debiendo mantener, además, una frecuencia muy superior a la demanda, a lo que también se han sumado los desembolsos en las medidas sanitarias contra la Covid.

El presidente de la Confederación Española de Transporte en Autobús (Confebús), Rafael Barbadillo, denuncia en declaraciones a Economía Digital que el sector del transporte urbano atraviesa una situación muy complicada, con un porcentaje de demanda “estancada”, que se sitúa en torno al 50% (con ligeras variaciones en función de la ciudad  o pueblo), pero con el mantenimiento del 100% de la oferta. 

Aunque en términos generales los servicios urbanos son deficitarios, Barbadillo alerta de que con la caída de la recaudación de los ayuntamientos el esfuerzo de estas administraciones para pagar a los operadores de los servicios es mayor y “empieza a haber problemas de morosidad con operadores de transporte”. 

Si finalmente el fondo de compensación del transporte urbano para entes locales se retrasa un trimestre, augura que esos problemas de morosidad ante el retraso de los ayuntamientos en el pago a empresas concesionarias prestatarias de servicios de transporte urbano podrían agudizarse y acarrear incluso la quiebra de varias compañías.

“Si la empresa está financiando el servicio, tiene sus límites porque sigue pagando nóminas y el gasóil para que el servicio continúe. Esto tiene un límite, llevamos mucho tiempo así, las administraciones tienen problemas y cada vez más”, alerta Barbadillo. 

Ante este panorama, subraya que urge habilitar “cuanto antes” el fondo de compensación de transporte urbano, así como el fondo autonómico, porque en el sector están “secos”, temiendo retraso en nóminas y quiebras. En las empresas del sector hablan de una situación “crítica y desesperada”, y alertan de que el retraso en estos fondos provocará la quiebra de empresas e incluso tener que retrasar pagos, incluidas nóminas algunas, señalan desde Avanza.

15 días para trasladar las pérdidas

Desde el 5 de abril, y hasta el día 19 del mismo mes, se ha abierto aplicación telemática en la Oficina Virtual para la Coordinación Financiera con las entidades locales, accesible desde la página web del Ministerio de Hacienda, donde dichas administraciones deberán trasladar la información financiera, que servirá de base para determinar la concesión directa de subvenciones a favor de las administraciones locales en las que concurra la condición de haber prestado dicho servicio.

En el caso de los servicios de transporte prestados por el Consorcio Regional de Transportes de Madrid, la Autoridad del Transporte Metropolitano de Barcelona-Autoritat del Transport Metropolità, o la Autoridad del Transporte Metropolitano de Valencia-Autoritat de Transport Metropolità de València, la información se podrá remitir por los ayuntamientos integrantes de los mismos, o, en su caso, por el área metropolitana correspondiente.

Junto a la apertura de la aplicación telemática, se publicará una guía explicativa para facilitar el correcto suministro de la información a través de la aplicación, así como de la documentación financiera que se considera necesaria para poder contrastar datos.

Confebús reclama un fondo autonómico de 1.000 millones

A mediados del año pasado el Gobierno aprobó destinar 800 millones de euros del Fondo Covid-19 aprobado para su trasferencia a las comunidades y ciudades autónomas, para financiar el déficit adicional que ha sufrido el transporte público de financiación y titularidad autonómica, motivado por las medidas adoptadas durante el estado de alarma para paliar la Covid.

Sin embargo, Barbadillo cuantifica las necesidades de ese fondo autonómico, en el que el Ministerio de Transportes está ya trabajando, entre 900 y 1.000 millones para compensar los servicios autonómicos. En este sentido, el presidente de Confebus ha denunciado que algunas administraciones autonómicas ya han trasladado que no disponen de dinero.

De esta forma, si no llega otro fondo para pagar a las empresas en plazo en el primer semestre alguna administración incumplirá sus compromisos, según sus advertencias.