Las reservas de turistas británicos en España en el último mes superan las de todo el año

Mallorca, Tenerife, Málaga y Menorca son los destinos favoritos para este verano de los viajeros procedentes de Reino Unido

Llegada de turistas al aeropuerto de Tenerife Sur (Canarias). EFE/MB/Archivo

Los turistas británicos hacen las maletas y ponen rumbo a España. En las últimas cuatro semanas han hecho más reservas hacia nuestro país que en los seis primeros meses del año. Sobre todo, desde que el pasado 8 de julio, Reino Unido anunciara que su población vacunada podía viajar a España sin tener que guardar cuarentena a la vuelta. 

Según los datos aportados por Destinia, la agencia de viajes online, esa semana las reservas se dispararon un 87% respecto a la última semana de junio. Aunque la semana siguiente, cayeron un 42%, principalmente porque el Gobierno británico actualizó su semáforo y anunció que los turistas que regresen de las Islas Baleares y aún no estén vacunados tendrán que hacer una cuarentena durante 10 días.  

Es decir, Baleares perdió el color verde y pasó a estar en ámbar, como el resto de España. Pero esto supone un fuerte varapalo para estas islas porque los británicos son su segundo mercado, con el 20% de la ocupación antes de la pandemia. 

Pese a este parón, el balance del último mes es positivo. En estas semanas el crecimiento de reservas ha experimentado un crecimiento del 65% y las reservas son a largo plazo. Los ingleses tienen como destinos favoritos Mallorca (36%); Tenerife (13%); Málaga (6%) y Menorca (6%).

Europa se lo pone difícil a España 

El verano está siendo atípico. Pese a que la vacunación avanza, los contagios han vuelto a subir y algunos países europeos han recomendado no viajar a España. Por ejemplo, el gobierno holandés que sacó tanto a las Islas Canarias como a las Baleares de su lista de destinos seguros la semana pasada, desaconsejando viajar a sus ciudadanos, estén vacunados o no.  

Acto seguido, el touroperador TUI Holanda canceló los viajes a estos destinos ya programados hasta el próximo 2 de agosto. A lo que se sumaba la agencia de viajes Sunweb cancelando todos los viajes hacia España.   

Francia ha dicho este mismo lunes que España es el modelo de desescalada que no hay que seguir. Calificándola de “rápida” e “imprudente”. Y esto solo dos semanas después de que desaconsejara a sus ciudadanos viajar a España. 

Alemania incluyó a las comunidades autónomas de Cantabria y Cataluña en su lista de zonas de riesgo por coronavirus, y hasta Marruecos, que pese a pertenecer a otro continente tiene abiertas sus fronteras con nuestro país, ha metido a España en su lista de alto riesgo.  

Todos estos anuncios han tenido un importante impacto en el turismo nacional, pues Francia, Reino Unido y Alemania son los países que más turistas aportan a España. El sector está expectante, en mayo, había bastantes expectativas para la segunda mitad del año, y por su puesto esperaban que este verano sería mucho mejor que el de 2020. Ahora, la mayoría lo da por perdido.  

Portugal: PCR o vacuna completa en el interior de bares y hoteles 

Nuestros vecinos portugueses han sido los últimos en sumarse a la fiesta. El aumento de contagios ha llevado al gobierno luso a endurecer las medidas tanto para sus habitantes como para los turistas.  

Ahora, para poder dormir en un hotel o entrar en un restaurante, es necesario tener la pauta completa de vacunación o presentar un test negativo en coronavirus de como máximo 72 horas antes. 

Esto ya se pedía para aquellos que llegaban por aire, pero ahora también se pide a los que lo hagan por carretera. Aunque hay un matiz, en Lisboa por ejemplo, muchas de estas medidas solo aplican durante los fines de semana. 

Y esto ha hecho que las reservas de españoles para Portugal solo hayan caído un 3% en los últimos 7 días, según datos facilitados por Destinia a ED. Hay que recordar que antes de la pandemia, los españoles fuimos el segundo mercado para los portugueses.

Actualmente, el 49% de las reservas de los españoles son para el Algarve, el 11% para Lisboa, un 5% para Oporto y otro 5% para Braga y Setúbal.

Cristina Hidalgo