Sin rastro de la ‘excepción ibérica’ en el precio de la electricidad: sube un 20% en julio por las olas de calor

El recibo de la electricidad de un hogar medio alcanza los 52,73 euros en la primera quincena de julio. Respecto al mismo periodo del año anterior se dispara hasta un 67%

El recibo de la electricidad de un hogar medio alcanza los 52,73 euros en la primera quincena de julio. Respecto al mismo periodo del año anterior se dispara hasta un 67%. En la imagen, una persona enciende el aire acondicionado./ EFE

La excepción ibérica no se aprecia en el precio de la luz de la primera quincena de julio. En las dos primeras semanas del mes el recibo de la electricidad de un hogar medio acogido al Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor alcanza los 52,73 euros en la primera quincena de julio, lo que supone un incremento del 17,9% con respecto a idéntico periodo del mes de junio, cuando ascendió a 44,73 euros. Por lo tanto, tal y como adelantó Economía Digital, el tope del gas del Gobierno queda en entredicho por las olas de calor.

Así lo refleja el simulador de la factura de la electricidad de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que revela, según ha informado Servimedia, que respecto al año pasado, la factura se ha disparado un 67,2% puesto que el recibo se elevó a 31,54 euros en idéntico periodo de 2021.

Precio Luz

Esta subida se produce pese a la entrada en vigor el pasado 15 de junio del tope al gas, una iniciativa que está abaratando la factura de la electricidad, pero que, de momento, no sirve para que deje de subir ya que el coste del gas sigue disparado y la sequía y la falta de viento están provocando un incremento del uso de esta tecnología. Además, a ello se suma la rebaja del tipo del IVA del 11 al 5%.

Continúa la tendencia alcista

Con ello, la tendencia desde hace un año sigue siendo alcista y recupera la intensidad de meses anteriores tras casi desaparecer en mayo. Se explica por el alto precio del gas en los mercados internacionales, a lo que se suma que los costes de emisión de CO2 están también en máximos y eso afecta al precio de producir la energía con los ciclos combinados de gas, que al ser los más caros acaban marcando el precio final.

Dicha evolución del precio de la luz se corresponde con la factura de un consumidor medio con una potencia contratada de 4 kW y una demanda anual de 3.240 kilovatios hora (kWh).

En junio de 2021 entró en vigor el nuevo sistema de formación de los peajes y los costes regulados del recibo, con los tres tramos horarios de facturación. Para realizar la simulación del precio, se ha calculado un consumo del 30% en hora punta, del 25% en hora llana y del 45% restante en hora valle.

Estas oscilaciones en el precio de la electricidad se producen básicamente por las variaciones en el coste de producción, que se incrementa cuando hay poca aportación de fuentes de generación renovable como el agua y el viento y mucha de fuentes fósiles más caras, especialmente el gas o el carbón. También se ve afectado por otros factores como el precio del petróleo y lodos derechos de emisión de CO2.