Solo un 8,4% de las empresas prevé un aumento de plantilla en el segundo trimestre

Más del 76% de los gestores de empresas creen que se mantendrá la plantilla entre abril y junio y un 14,7% augura disminución

Las oficinas del SEPE

Las oficinas del SEPE

El avance del proceso de vacunación pese a los problemas con algunas de las vacunas ha despertado algo de confianza entre el empresariado español en las últimas semanas de cara a los meses del segundo trimestre y especialmente con vistas a la segunda mitad del año, cuando podría empezar a palparse en mayor medida la recuperación o una situación económica algo menos dramática.

Sin embargo, este repunte de la confianza empresarial, que según el último Indicador de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA) elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), se cuantifica en un aumento del 5,4% en el segundo trimestre, apenas se está trasladando a las expectativas de contratación por parte de las empresas.

En detalle, solo un 8,4% de los gestores de establecimientos empresariales considera que el empleo, referido
a personal contratado en su negocio, aumentará en el segundo trimestre de 2021,
una cifra que refleja las escasas expectativas empresariales de aumentar plantilla, si bien es 3,4 puntos superior a las que había en el primer trimestre.

Lo cierto es que es que las expectativas de contratación son las más altas de los últimos tres trimestres, si bien se sitúan por debajo de las del tercer trimestre del año pasado (+10,8%), cuando el PIB repuntó tras la debacle del segundo trimestre, periodo en el que se inició la crisis del Covid y la expectativa de los gestores de establecimientos empresariales solo preveían aumentar plantilla en un 2,6% de los casos.

De su lado, un 14,7% cree aún que disminuirá su plantilla, 7,8 puntos menos que el trimestre previo, constatándose poco a poco una mejora de expectativas en materia de empleo, si bien una mayoría (76,9%) cree que se mantendrá estable, es decir, que no prevé contratar ni despedir a trabajadores entre abril y junio.

De esta forma, la diferencia entre el porcentaje de respuestas favorables y desfavorables se sitúa en −6,3
puntos, por encima de los −17,5 del trimestre anterior.

El paro bajó en marzo

Según los últimos datos de paro registrado facilitados por el Ministerio de Trabajo, correspondientes al mes de marzo, el desempleo bajó en 59.149 personas (+1,5%), lo que supone la mayor bajada desde el año 2015, dejando atrás cinco meses consecutivos al alza, con lo que el volumen total de parados alcanzó al finalizar el tercer mes del año la cifra de 3.949.640 desempleados, y volvió a bajar de la barrera de los 4 millones que había superado en febrero. 

Asimismo, la Seguridad Social ganó en marzo una media de 70.790 cotizantes respecto al mes de febrero (+0,38%), lo que situó el número total de ocupados en 18.920.902 afiliados

No obstante, el primer año de pandemia, desde marzo de 2020 a marzo de este año, arroja cifras que reflejan la magnitud de la crisis derivada de la Covid-19, con 401.328 parados más, la pérdida de 176.087 cotizantes y la permanencia todavía de 743.628 trabajadores bajo un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), aunque la cifra de trabajadores bajo este paragüas ha bajado ya a 684.000 personas a mediados de este mes.

La confianza empresarial sube

A pesar de las no muy halagüeñas expectativas sobre la contratación, el indicador refleja un aumento del 5% en el segundo trimestre del año en relación al trimestre anterior, cuando el avance fue del 3,6%, con tres trimestres consecutivos en positivo después del avance del 10,5% registrado en el cuarto trimestre de 2020, hasta ahora el mayor de la serie tras las caídas previas, y de la subida del 3,6% del primer trimestre de 2021.

La mejora de la confianza empresarial registrada para el periodo entre abril y junio se debe al repunte tanto del indicador de expectativas como del de situación. En detalle, el 13,8% de los gestores de establecimientos empresariales considera que la marcha de su negocio será favorable en el segundo trimestre de 2021, mientras que el 35,4% opina que será desfavorable.

A pesar de ese alto porcentaje que cree que no le irá bien a su negocio, son 10 puntos menos que hace tres meses, cuando eran el 45,1% El 50,8% restante considera que será normal.

Así, la diferencia entre el porcentaje de respuestas favorables y desfavorables, denominada Balance de Expectativas, se sitúa en −21,6 puntos para el total de España, frente a los −36,5 del trimestre anterior.

Mejora la percepción sobre la situación actual

De igual forma, el balance de situación –diferencia entre respuestas favorables y desfavorables respecto al trimestre finalizado– subió casi dos puntos respecto al trimestre anterior, pasando de -32 puntos en el primer trimestre a -30,2 puntos en el segundo.

Esto es el resultado del aumento de establecimientos empresariales que piensan que su negocio evolucionó de manera normal en los tres últimos meses y del descenso de los que opinan que se comportó de manera negativa.

En el primer caso pasó del 43,2% al 47,4%, mientras que los que piensan que se comportó de manera negativa disminuyeron del 44,4% al 41,4%, todo ello a pesar de que disminuyeron los que consideran que fue de manera favorable (del 12,4% al 11,2%).

Más confianza entre pymes y en transporte y hostelería

Por sectores, los cinco analizados aumentan la confianza respecto al trimestre anterior. transporte y hostelería presenta el mayor incremento (6,1%), junto a otros servicios (+5,8%) y construcción (+5,6%), y los menores industria (+3,8%) y comercio (+3%).

En cuanto al tamaño de establecimientos, donde más crece la confianza empresarial es en aquellos con menos de 10 asalariados (+6,4%), así como en los de entre 10 y 49 empleados (+5,2%). Algo menos optimistas son en las empresas de mayor tamaño, ya que la confianza sube un 5% en las de entre 50 y 199 asalariados, y solo un 2,5% en las de entre 200 y 999 asalariados y un 2% en las de más de 1.000 empleados.

Igualmente, la confianza empresarial aumenta en el segundo trimestre de 2021 respecto al trimestre anterior en todas las comunidades autónomas. Los mayores incrementos se producen en Castilla-La Mancha (+8,3%), Cataluña (+7,8%) e Islas
Baleares (+7,1%). 
Les siguen por encima de la media Cantabria (+7%), Extremadura (+6,9%), País Vasco (+6,7%) y Navarra (+5,%).

Por el contrario, los menores repuntes, quedando por debajo de la media, se dieron en Comunidad Valenciana (+1,8%), Galicia (+2,4%), Murcia (+3,2%), Canarias (+3,5%) y La Rioja (+3,6%). En la Comunidad de Madrid subió un 3,7%, en Aragón un 4%, en Castilla y León un 4,2%, en Asturias un 4,6% y en Andalucía un 4,7%.