Gobierno y sindicatos ultiman una subida del SMI de 15 euros al mes

El Gobierno ultima con los sindicatos subir el Salario Mínimo 15 euros con efectos desde el 1 de septiembre, hasta 965 euros, y elevarlo a 1.000 euros en 2022 y 1.060 en 2023, pese al rechazo de la patronal

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en una reunión con el dirigente de CCOO, Unai Sordo, y el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. Foto: EFE/Mariscal

El Gobierno ultima con los sindicatos, pese al rechazo de la patronal, una subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 15 euros este año con efecto retroactivo desde el pasado 1 de septiembre, de forma que el SMI subirá en los últimos cuatro meses del año desde los 950 euros actuales hasta los 965 euros mensuales en 14 pagas.

Dado que los sindicatos pedían un alza de entre 25 y 30 euros este año ante el repunte de los precios y el encarecimiento de la luz, los sindicatos reclaman a cambio de aceptar una subida menor este año elevar el SMI a 1.000 euros el 1 de enero de 2022 y a los 1.050 euros desde el 1 de enero de 2023, con un alza 35 y 50 euros, respectivamente, frente a los 31 que se barajaban inicialmente, según han confirmado a Economía Digital en fuentes del diálogo social.

El Ministerio de Trabajo, con el beneplácito del Ministerio de Asuntos Económicos y el gabinete de presidencia, ha cerrado el acuerdo con UGT y lo ultima con CCOO, al margen de la patronal, que sigue rechazando elevar el SMI este año por el perjuicio en el empleo y las empresas que podría provocar.

Desde el Ministerio de Trabajo señalan a este medio que no hay un acuerdo todavía cerrado del todo y se sigue trabajando para alcanzarlo. El Gobierno barajaba un alza entre la horquilla propuesta por la comisión de expertos, de entre 12 y 19 euros, si bien finalmente ha quedado establecido en 15 euros con efectos retroactivos desde el 1 de septiembre, a pesar de que la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, había sugerido que sería desde octubre.

La comisión de expertos del Ministerio de Trabajo propuso a mediados de junio un alza de entre 12 y 19 euros este año y determinó que para conseguir el objetivo del 60% del salario medio neto en el año 2023 partiendo del SMI actualmente vigente, de 950 euros al mes en 14 pagas, habría que subirlo entre un 6,4% y un 10,4%, lo que supone un alza de entre 61 euros y 99 euros en el periodo. 

Esto llevaría a elevar el Salario Mínimo en España a una horquilla de entre 1.011 euros y 1.049 euros como máximo en el ejercicio 2023, el equivalente al 60% del salario medio, y para conseguir este objetivo la comisión de expertos fijó una senda de convergencia. Sin embargo, la subida que se prepara sería aún superior, al fijarse en 1.060 euros en 2023.

Sordo (CCOO) condiciona el acuerdo a la subida en 2022 y 2023

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha dejado claro que “no hay un acuerdo cerrado en materia del SMI”, ya que se sigue negociando y reclama el compromiso de que la subida de 2021 esté dentro de la horquilla de los expertos y quede “nítidamente” recogido en el acuerdo de que el SMI subirá a 1.000 euros en 2022 y al 60% del salario medio (unos 1.050 euros) en 2023. 

“Si no hay referencias claras de que se negocia con subida en los años posteriores no habrá acuerdo en ningún caso”, ha avisado Sordo, quien cree que se terminará de dilucidar sobre el acuerdo a lo largo de este jueves, siempre que se “visualice el compromiso y la voluntad política” de que que se subirá el SMI en esos términos los dos siguientes ejercicios. 

En todo caso, para el incremento del SMI en 2022 se tendrá que abrir también un proceso de consultas en diciembre y aprobarse un decreto para que vea la luz desde el 1 de diciembre. 

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha apuntado que las negociaciones siguen abiertas y se tomará una decisión sobre la subida «en los próximos días» para su aplicación «en la última parte del año». «Vamos a esperar a tomar la decisión y se aplicará a partir de entonces», ha apuntado en su visita a Vigo, pidiendo que sigan las conversaciones.

Acuerdo sin la patronal: «No es un buen precedente»

Sordo también ha lamentado que CEOE esté “encerrado” en su posición de que no se suba el SMI este año, algo que cree que “no es un buen precedente” para el resto de negociaciones. Aunque cree que “no tiene por qué contaminar particularmente el resto de negociaciones del diálogo social”, piensa que “no es un buen precedente y CEOE debe hacer lecturas y descartar el derecho a veto”, augurando negociaciones “complejas”, sobre todo la laboral. 

Y es que el acuerdo verá la luz con el rechazo de CEOE, que considera que no es el momento adecuado para una subida “populista” de este tipo tras un año y medio “terrible” por la crisis, ya que la patronal opta por negociar las subidas para los ejercicios siguientes, pero no para 2021 al considerar que puede impactar en la creación de empleo y la recuperación, y en determinados sectores como mujeres y jóvenes.

Desde el Gobierno también lamentan que la CEOE se descuelgue del acuerdo aunque valoran que no se haya levantado de la mesa de negociación.

Precisamente esta semana la patronal Cepyme ha publicado un acuerdo con Randstad en el que advierte de que elevar un 5,3% el Salario Mínimo, hasta 1.000 euros, destruiría entre 60.000 y 130.000 empleos hasta 2023, especialmente entre los colectivos más afectados por la crisis, como mujeres y jóvenes sin cualificación. El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, admitió que elevar el SMI podría tener efectos «pequeños» en determinados sectores y colectivos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se había adelantado y ya había anunciado hace dos semanas en el inicio del curso político una subida inmediata del SMI “en lo que resta de año”, con el objetivo de incrementarlo en la legislatura hasta lograr que suponga el 60% del salario medio en 2023.

Sergio Martín de Vidales Diago