En colaboración con

Las transacciones de salud, telecomunicaciones y automoción se consolidan como las más rentables

Un estudio de PwC revela revela que las adquisiciones empresariales de estos sectores son las que más retorno han dado a los accionistas en la última década

La industria de la salud, las telecomunicaciones y la automoción se han consolidado como los tres sectores más rentables para realizar adquisiciones o fusiones empresariales. Las tres actividades han liderado la clasificación durante la últimas década, debido a que son las que producen un mayor retorno económico para los accionistas implicados.

El estudio Doing the right deals, elaborado por PwC, ha colocado a estos tres sectores en el pódium, después de haber analizado 16 industrias diferentes durante la última década. En total, los analistas han tenido en cuenta más de 800 operaciones empresariales realizadas en el mercado para extraer sus conclusiones.

El principal motivo de este liderazgo se centra en que el 90% de las operaciones que se ejecutan en el campo de la salud, las telecomunicaciones o la automoción van dirigidas a hacerse con nuevas capacidades o a potenciar las ya existentes. Este tipo de adquisiciones son las que reportan una mayor rentabilidad a los inversores.

Por el contrario, otros sectores han apostado por otras operaciones empresariales diseñadas para entrar en una categoría de producto, iniciarse en un nuevo mercado geográfico o diversificar el negocio de la compañía. Una apuesta que no suele revertir tanto en términos económicos a los accionistas.

Entre las operaciones que los analistas han encontrado como las más rentables, se encuentran las adquisiciones de compañías que están pensadas para mejorar las capacidades del comprador. Suponen una rentabilidad adicional de un 3,9% por encima de la media del mercado. Por ejemplo, Celgene se hizo en 2010 con Abraxis BioScience por 2.900 millones de dólares para desarrollar sus terapias contra el cáncer.

Otra de las estrategias que han destacado desde PwC pasa por las operaciones que permiten ganar nuevas capacidades. Este tipo de negocios se dan habitualmente en sectores muy disruptivos y representan un 2,5% por encima del nivel del mercado. Esta estrategia es la que realizó Amazon en 2007 cuando compró Whole Foods por 13.600 millones de dólares. Así, se adentró en el mundo de la alimentación e implementó las ventas en tiendas físicas.

La pandemia desata un boom de transacciones entre las empresas

Este análisis llega en un momento clave marcado por la pandemia de coronavirus que ha acelerado la necesidad de las compañías de transformarse para ser más competitivas después de la crisis económica. La digitalización, la experiencia de cliente, el análisis de datos o el comercio electrónico son algunas de las grandes novedades.

“La necesidad de moverse rápidamente por cerrar una operación aumenta el riesgo de no analizar este aspecto suficientemente y esto puede suponer una pérdida de valor relevante. Sin embargo, la búsqueda y análisis del encaje de capacidades en una transacción incrementa notablemente las posibilidades de que ésta genere valor y un retorno adicional”, ha expresado el socio responsable de Transacciones de PwC, Malcom Lloyd.

Informe completo: Doing the right deals.