Aena cierra 2020 con una caída del 72% en el tráfico de pasajeros

Los efectos de la pandemia provocan que el gestor aeroportuario registre casi 200 millones menos de pasajeros

Aena cierra el balance de daños de 2020 en el tráfico de viajeros. Los datos a cierre de año reflejan que la compañía participada con capital público registró una caída del 72,4 % en su número de viajeros, porcentaje que en términos absolutos equivale a casi 200 millones de personas menos.

Este retroceso, cuyo motivo no fue otro que las fuertes restricciones a la movilidad para hacer frente a la covid-19, se observa mejor en una comparación entre 2019 y 2020: el número de pasajeros al cierre del año pasado se situó en 76,06 millones, mientras que en el anterior la cifra fue de 275,24 millones.

Hay que apuntar que los movimientos de aeronaves operados fueron de 1,10 millones, un 53,4 % menos que un año antes y que se transportaron 787.848 toneladas de carga en toda la red, un 26,3 % menos.

El tráfico de mercancías fue el que más resistió el golpe del coronavirus

Prácticamente todos los pasajeros fueron comerciales, si bien 33,75 millones hicieron vuelos nacionales (60,6% menos que en 2019) y 41,89 millones hicieron rutas internacionales (un 77,8 % de descenso).

Descensos por aeropuertos

Aena, que opera en 48 aeropuertos en España, vio cómo el Adolfo Suárez Madrid-Barajas registró el mayor número de pasajeros de la red, con 17,11 millones y un descenso del 72,3% respecto a 2019.

A la infraestructura situada en la capital le sigue el aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat, con 12,74 millones de pasajeros (-75,8 %).

En Palma de Mallorca se computaron 6,11 millones de personas (-79,4%); en Málaga-Costa del Sol, 5,16 millones (-74%); en Gran Canaria, 5,13 millones (-61,3%); en Alicante-Elche, 3,74 millones (-75,1%); en Tenerife Sur, 3,39 millones (-69,6%) y en Tenerife Norte-Ciudad de la Laguna, 2,79 millones (-52,1%).

Caída del tráfico en Europa

La caída en el número de viajeros no es exclusiva ni de Aena ni de los aeropuertos españoles. Esta semana conocimos que el número de pasajeros que pasaron en 2020 por el aeropuerto londinense de Heathrow, controlado por la española Ferrovial — es el socio industrial en un consorcio junto al fondo soberano de Qatar, el de Singapur y el fondo de pensiones canadiense CDPQ —, bajó el 72,7%, estadística casi calcada a la compañía presidida por Maurici Lucena.

Respecto a diciembre, Heathrow indicó que la demanda retrocedió el 82,9% frente al mismo periodo de 2019. En el comunicado remitido a la Bolsa de Londres (London Stock Exchange) se especificó que la reducción de los viajes se debió a la aparición de una nueva cepa del coronavirus en el sureste de Reino Unido.

John Holland-Kaye, consejero delegado de Heathrow, afirmó que 2020 supuso un “increíble desafío para la aviación” y apoyó la introducción de pruebas de covid-19 en los controles fronterizos para quienes lleguen al Reino Unido desde el extranjero, aunque matizó que iniciativa no era “sostenible” a largo plazo.