La banca cierra oficinas y limita servicios por la Cumbre de la OTAN

Los bancos dan instrucciones para que las oficinas que están en la zona más cercana a Ifema cierren estos días por la Cumbre de la OTAN

Agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional en las instalaciones del recinto ferial IFEMA. EFE/Kiko Huesca

La cumbre de la OTAN, que se celebra en Ifema entre el miércoles 29 y el jueves 30 de junio, también afectará a algunos bancos, que durante esta semana han decidido cerrar las sucursales más cercanas al recinto ferial y dar prioridad al teletrabajo en las oficinas allegadas, y en las calles donde se limitará el tráfico, como recomendó el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida.  

Fuentes sindicales confirman a Economía Digital que, la banca ha dado instrucciones para que las oficinas que están en la zona de influencia más cercanas a Ifema cierren estos días. En las sucursales afectadas se va a informar mediante cartelería a la clientela de la oficina más próxima que esté operativa. 

Asimismo, las propias entidades han recomendado al personal de las oficinas más cercanas que teletrabajen, aunque siempre debe haber alguien en la sucursal para poder atender a la clientela. Ibercaja o Santander, por ejemplo, tienen sucursal en las inmediaciones de Ifema. Y en avenidas próximas, BBVA o Deutsche Bank.  

Durante estos días también habrá cortes al tráfico por varias calles del centro de la ciudad. Entre ellas, Atocha-Recoletos o Paseo de la Castellana, que concentran buena parte de los hoteles donde se alojarán los visitantes. Y solo en esta zona hay más de una treintena de sucursales bancarias, además de centros corporativos donde se concentran centenares de empleados de Caixabank, Bankinter o Santander. 

Los cortes al tráfico se producirán prácticamente todo el día, entre las 8 de la mañana y las 11 de la noche, y también se prevén problemas de circulación en otras calles colindantes y generalmente muy transitadas como Gran Vía, Colón o Avenida de América.

La previsión es que esta cumbre reúna a unas 5.000 personas de hasta 40 países, entre ellos los principales líderes mundiales como Joe Biden, Emmanuel Macron o Boris Johnson, además del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Por este motivo, no solo las autoridades madrileñas, también el Gobierno, ha recomendado minimizar desplazamientos en Madrid esta semana. En el caso de que sea imposible trabajar desde casa, se recomienda el uso del transporte público y para ello se han reforzado autobuses. E incluso, los días 28, 29 y 30 de junio la EMT será gratuita.  

El mensaje es que haya máxima flexibilidad para los empleados esta semana, explican desde Sabadell, y no solo en los centros corporativos también en la red comercial; Caixabank destaca que, el objetivo es reducir desplazamientos –si es factible- y autorizar el teletrabajo para servicios corporativos y direcciones territoriales. Una medida que comparten en BBVA y Santander.  

En algunas sucursales, incluso, han decidido limitar determinados servicios. Esto ha ocurrido, principalmente, con el de cambio de divisas. En determinadas oficinas solo tienen contratado una furgoneta a la semana que se encarga de llevar el dinero en efectivo y divisas extranjeras.  

Así que están recomendando a los clientes retrasar a la semana que viene sus encargos (según el banco y la cantidad de los encargos en divisa extranjera deben hacerse con un mínimo de 24 horas) ante la posibilidad de que estas furgonetas no lleguen por la limitación de movimiento. 

Los pagos digitales también se verán afectados por la Cumbre de la OTAN. Los taxistas madrileños recomiendan para estos días pagar en efectivo o con tarjeta y no con el móvil o un reloj inteligente, porque los inhibidores de frecuencia que se han desplegado en la ciudad podrían bloquear los pagos.