La AEB asegura que la gran banca tiene voluntad de acogerse al plan del Gobierno para las hipotecas

La banca estudiará con detalle el texto definitivo publicado este miércoles por el Gobierno antes de comunicar su decisión

Alejandra Kindelán, presidenta de AEB. Fuente: Deloitte.

Las ayudas para aliviar la subida de los tipos de interés en las hipotecas ya están aprobadas por el Gobierno, recogidas en el Real Decreto-ley de 22 de noviembre y publicadas en el BOE. La banca estaba a la espera de conocer «el texto definitivo» para poder hacer una valoración. Así que este miércoles, la presidenta de la Asociación de Banca Española ya aseguraba que, a falta de revisar algunos detalles, hay «voluntad» de adhesión por parte de las principales entidades.

«Cada entidad tomará su decisión cuando considere oportuno, pero puedo confirmar la voluntad de las entidades a adherirse y desconozco si hay alguna que no quiera», comentaba Alejandra Kindelán en declaraciones a prensa durante el XXIX encuentro del sector financiero organizado por Deloitte y el diario ‘ABC’.

La AEB, que representa a entidades como Santander, BBVA o Sabadell ha estado presente en las negociaciones con el ministerio de Economía, al igual que CECA, que aglutina a otras como Caixabank o Unicaja, y el Banco de España. A última hora del lunes, el Gobierno daba a conocer que se había alcanzado un acuerdo y que el martes, iría al Consejo de Ministros.

Sin embargo, los principales bancos del país reconocieron el martes que el acuerdo llegaba al Congreso sin que se hubieran aclarado «detalles técnicos». Unos detalles que tenían que matizarse para poder acogerse a las medidas, así que pidieron a Economía que, antes de su aprobación definitiva en el BOE se modificaran.

Una vez hechos los cambios, la presidenta de AEB ha querido confirmar que hay «voluntad» por parte de los grandes bancos por adherirse al pacto hipotecario. Esta adhesión es voluntaria y el Gobierno ha dado un mes de plazo a las entidades para comunicar su decisión.

Francisco Serrano, presidente de Ibercaja, también presente en este encuentro insistía en que la intención del banco es adherirse pero deben estudiarlo «con tranquilidad» para ver las novedades del Código de Buenas Prácticas y si existen riesgos. Por lo que parece que las decisiones pueden tardar días en comunicarse.

Por su parte, José María Méndez, director general de la CECA – y por tanto presente en las negociaciones con el Gobierno- aclaraba que en la negociación se ha tenido muy en cuenta la normativa contable y de supervisión del Mecanismo Único de Supervisión, orientado para garantizar la estabilidad financiera. La intención, también, ha sido mantener la seguridad jurídica, añadía.

Ahora, son las entidades quienes tienen que decidir si acogen este pacto hipotecario «ateniendo a su tolerancia al riesgo y los procedimientos internos de su propia gobernanza«, explicaba; Desde AEB, Alejandra Kindelán también aseguraba que en las negociaciones «siempre» han tenido en cuenta el marco regulatorio y supervisor durante todas las conversaciones «y por supuesto el acuerdo final así lo refleja porque es fundamental».

Cristina Hidalgo