Caixabank niega que cometiera delitos cuando contrató a Villarejo

La entidad anuncia que ha llevado a cabo una investigación interna y concluye que no se ha llevado a cabo ningún delito

Oficina con el cambio de imagen a Caixabank/ Caixabank

Oficina con el cambio de imagen a Caixabank/ Caixabank

El representante legal de Caixabank, entidad financiera imputada junto a Repsol por los presuntos delitos de cohecho y revelación de secretos en el ‘caso Tándem’, ha admitido el contrato con la empresa Cenyt del ex comisario Villarejo, pero ha negado ante la Audiencia Nacional que el banco cometiera ningún delito.

Caixabank ha defendido que tiene un sistema de cumplimiento normativo y ha rechazado irregularidades en la contratación a Cenyt. Además, tras haber llevado a cabo una investigación interna, Caixabank ha concluido que no ha cometido delito alguno relacionado con el caso Tándem.

Ignacio Redondo, representante de Caixabank, ha asegurado que la compañía tiene una política antisobornos muy desarrollada y que son rigurosos con el tratamiento de datos personales.

Por otra parte, no niegan la contratación de Cenyt, pero señalan a quien fuera su jefe de seguridad en la época de los hechos, Miguel Ángel Fernández Rancaño. Al respecto, Redondo ha apuntado que tenía poderes y presupuesto para realizar la contratación y que fue él quien autorizó el pago.

También ha dicho que tras la investigación interna, concluyen que dicha contratación se hizo de manera legal y que no aprecian delito alguno. Ha destacado, además, que ninguno de los presuntos afectados por la trama sigue vinculado a la compañía.

El pasado 8 de julio, el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón imputó a Repsol y CaixaBank como personas jurídicas en la causa sobre los encargos realizados al excomisario José Villarejo que tendrían como objetivo investigar al expresidente de Sacyr, Luis del Rivero.

La imputación tanto de Repsol como de Caixabank se produjo por el llamado ‘proyecto Wine’, por la que ambas entidades habrían contratado los servicios de Cenyt para espiar a Del Rivero, muy próximo a la petrolera Pemex por el interés de ambas compañías (Sacyr y Pemex) de hacerse con el control de Repsol.

Por su parte, Caixabank asegura haber entregado “toda la información y documentación relevante que se ha podido obtener de la contratación de la sociedad Cenyt, acaecida hace 10 años, en 2011”, algo que “se ha llevado a efecto con absoluta transparencia y colaboración con el juzgado”.

También han insistido en que, actualmente, “ningún directivo o empleado de la entidad está siendo investigado” debido a este caso.

Andoni Berná Calvo