Caixabank planteará a los sindicatos un único ERE para oficinas y servicios centrales

Caixabank y Bankia tienen el trabajo hecho, empezarán las negociaciones después de Semana Santa y quieren cerrarlo en el segundo trimestre

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, y Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank. Foto: Caixabank

El proceso de reestructuración de platilla que llevará a cabo Caixabank tras absorber este viernes a Bankia se hará en una única fase y empezará a negociarse después de Semana Santa, como adelantó Economía Digital.

En una rueda de prensa celebrada en Valencia este viernes, el consejero delegado, Gonzalo Gortázar ha aclarado que se planteara un único ERE para oficinas y servicios centrales.

Por su parte, el presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri ha comentado que ya tienen el trabajo “prácticamente finalizado”, pero los detalles y el contenido del plan quieren hablarlo primero con los representantes sindicales.

El calendario con el que trabajan es que las negociaciones puedan estar cerradas en el segundo trimestre del año.

Ambos directivos han insistido en que no se va a tener en cuenta la edad, sino que será la “meritocracia y voluntariedad” lo que prime en este proceso de ajuste.

También han destacado que en cualquier caso, las salidas no serán traumáticas.

Fechas claves de la operación

El CEO ha comentado que un equipo de casi 1.500 personas -un 3% del total de la plantilla- ha estado trabajado durante estos seis meses, desde que en septiembre se anunciara la fusión, para tenerlo todo apunto “en el día D y en la hora H” que es hoy.

Este mismo viernes será el último día que coticen las acciones de Bankia en la bolsa española, el lunes lo harán como una única empresa.

Además, este mismo fin de semana empieza la unificación de la marca, el cambio de logo en las oficinas y edificios corporativos, como en las Torres Kio que tiene Bankia en Madrid.

“La idea es que antes de finalizar el curso, antes de irnos de vacaciones en junio, hayamos terminado con la marca Bankia en todas las oficinas”, ha matizado el presidente del banco.

Asimismo, la nueva entidad empezará el lunes a comunicar algunos cambios a los clientes del Bankia, aunque no serán muy significativos a corto plazo. Uno de ellos es que accederán a los cajeros de Caixabank gratis.

Hasta la integración tecnológica, prevista para la recta final del año, seguirán funcionando los números de cuenta y las tarjetas, pero llegado el momento “se avisará de los cambios”, ha añadido el CEO.

Gortázar ha diferenciado dos fases, una que se dará hasta que se produzca la integración tecnológica, hasta entonces se mantendrán las políticas comerciales de ambos bancos. Y otra, que arranca ahora, en la que empezarán a lanzar productos comunes, por ejemplo, una cuenta social.

En cuanto a la política de comisiones, el numero dos ha explicado que la filosófica de uno y otro es bastante parecida, tratar de vincular los clientes “con un conjunto de requisitos que son relativamente fácil de cubrir”. Y esto se va a mantener en el nuevo grupo.

Respecto a las relaciones comerciales, como el acuerdo de bancaseguros que tiene Bankia con Mapfre y al que debe poner fin, el consejero delegado ha indicado que “a partir de hoy empezarán las conversaciones para extender la oferta de Vida Caixa”.

Continuar con los dos acuerdos “es incompatible, nos sentaremos con Mapfre y llegaremos a un punto de acuerdo”, ha matizado.

Finalmente, Gonzalo Gortázar ha adelantado que en abril presentarán sus primeros resultados en común y que el próximo 2022 darán a conocer el nuevo plan estratégico.