Caixabank y Bankia convocarán a los sindicatos el 6 abril para negociar los recortes

Goirigolzarri y Gortázar escenifican el cierre de la fusión este viernes y justo después de Semana Santa iniciarán negociaciones con los sindicatos para abordar el recorte de entre 7.000 y 8.000 empleos

Gonzalo Gortázar en la presentación de la fusión de Caixabank y Bankia. Foto: Caixabank

La fusión por absorción de Bankia por Caixabank está prácticamente hecha, las dos entidades adelantaron a la CNMV que previsiblemente se cerraría este viernes, sin embargo, este mismo miércoles han recibido la autorización del Gobierno. El gran tema pendiente es el recorte de plantilla, pero ya hay fecha para empezar a negociar: el 6 de abril.

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha dado su visto bueno a la operación apenas unas horas después de que lo hiciera la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Con todo, el nuevo Caixabank echará a andar este viernes 26 de marzo. También ese día será el último en el que Bankia cotice de manera independiente en la Bolsa española.

El lunes saldrá del Ibex 35 y será el primer día de negociación de las nuevas acciones de CaixaBank.

Tal y como avanzaron ambas entidades en septiembre, cuando presentaron el proyecto común de fusión, una vez cerrada la fusión legal, el siguiente paso sería sentarse a negociar con los sindicatos.

Distintas fuentes consultadas por Economía Digital apuntan a que ese día ya está marcado en el calendario y será el 6 de abril, coincidiendo con el regreso de la Semana Santa y teniendo en cuenta que el lunes día 5 es festivo en Valencia y Barcelona. De manera que el primer día hábil sería el martes.

Los sindicatos desconocen cuál será el planteamiento del banco, es decir, a cuánto ascenderá el excedente de personal y oficinas, pero han podido hacer sus propias cuentas.

Los sindicatos prevén que saldrá un 17% de la plantilla

Hasta ahora las previsiones de los analistas apuntaban a que en el nuevo CaixaBank, que reunirá a casi 50.000 empleados y sumará más de 6.000 oficinas, se necesitarían cerrar unas 1.400 sucursales y dar salida a entre 5.000 y 14.000 trabajadores.

Pero distintos sindicatos coinciden en que los ajustes afectarán a entre un 15% y un 17% de la plantilla, esto son entre 7.000 y 8.000 trabajadores.

También saben que desde el planteamiento inicial y hasta que se negocie la cifra final, los números cambiarán bastante.

Caixabank y Bankia se reúnen este jueves para aprobar su fusión. EFE

Además, se plantean distintos escenarios. Un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para servicios centrales y otro para red de oficinas, pero también tasarlos por provincias, ajustando el excedente de cada una de ella.

Esperan salir de dudas la próxima semana porque tienen programada una reunión donde les darán un calendario con las fechas de las negociaciones.

En este sentido recuerdan que ambos bancos se han mantenido herméticos con el asunto, pero “deben tenerlo todo muy atado porque han tenido seis meses para prepararlo”.

Los sindicatos exigen que no haya salidas traumáticas

Desde que Bankia y Caixabank anunciaron su fusión, los sindicatos de una y otra entidad se han unido y trabajaban como si fueran solo uno. Saben que el proceso de reestructuración será largo y deben estar unidos.

Así, el sindicato de CCOO de Bankia y el Caixabank formaron un equipo el pasado mes de septiembre y desde entonces están en permanente contacto.  

En la mesa de negociación, donde aún no se sabe cuántos puestos tendrán cada sindicato, estarán al frente los secretarios generales Manuel García y Ricard Ruiz.

En la misma línea, desde UGT Bankia explican que están coordinados con el sindicato financiero estatal dirigido por el secretario general, Victoriano Miravete, que será quien esté presente en las negociaciones.

Desde este sindicato recuerdan que en la mesa de negociación pedirán que las salidas sean voluntarias, por tanto que eviten salidas traumáticas y no haya movilidades forzosas.

También que las condiciones laborales sean dignas para los que se quedan y que la integración de la plantilla de Bankia sea ejemplar, con el mismo nivel salarial que tienen los trabajadores de Caixabank.

Precisamente este martes, Bankia celebró su última junta de accionistas en solitario en Valencia, y en el turno de preguntas todos los sindicatos pidieron al presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri (que también será el número uno en el nuevo banco) máxima prudencia a la hora de negociar los ajustes de plantilla. 

Además de CCOO y UGT, CGT, el sindicato independiente de Baleares, ASIP o ACB insistieron en que las salidas sean pactadas y con las mejores condiciones posibles.