Caixabank y Bankia aceleran la fusión: quieren cerrarla un mes antes de lo previsto

El mayor banco de España será una realidad a finales de febrero o principios de marzo, pues espera para entonces el okey del BCE y la CNMC

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, y el consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar, en la reunión para cerrar la fusión.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, y el consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar, en la reunión para cerrar la fusión.

Las direcciones de Caixabank y Bankia trabajan a destajo para cerrar cuanto antes la fusión que dará lugar al mayor banco de España. Y son optimistas: calculan que la cerrarán a finales de febrero o principios de marzo, un mes antes de lo previsto, para poder arrancar con la integración tecnológica.

Fuentes conocedoras del proceso han explicado a Economía Digital que los bancos ya han dado respuesta a la consulta de la CNMC, que paró el reloj en diciembre para pedir más información acerca de la concentración de oficinas que supondrá la unión de ambos bancos.

Caixabank y Bankia ya han dado respuesta a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, que quería asegurarse que el plan de cierres de oficinas no dejaría algunas zonas en situación de exclusión financiera.

Este plan no ha salido a la luz pero el organismo que preside Cani Fernández ya lo analiza y podría validarlo muy pronto. Entonces decidirá si pone más condiciones a las entidades, lo que abriría una segunda fase en el análisis por parte de Competencia, de dos meses, y haría difícil que se cerrara la fusión en el plazo previsto.

Cani Fernández, presidenta de la CNMC. Imagen: CNMC
Cani Fernández, presidenta de la CNMC. Imagen: CNMC

Que la CNMC pare el reloj es habitual en estos procesos, para pedir más información, y es algo con lo que los directivos de los bancos ya contaban. Además, a las puertas de las fiestas navideñas, es probable que el organismo necesitara más tiempo para analizar una operación tan importante como esta.

Sin embargo, las fuentes consultadas creen que esta segunda fase no será necesaria y que la CNMC no tardará en volver a poner el reloj en marcha y aprobar la creación del mayor banco de España sin mayores condiciones. Fuentes del regulador se limitaron a comentar que la operación sigue en estudio. La otra autorización, la del Banco Central Europeo, se espera en breve.

Desde Caixabank aseguran que el plazo siempre ha sido primer trimestre y el proceso avanza con normalidad. Fuentes de Bankia añaden que, más allá de esta previsión, si se cumple o no depende ahora de la CNMC. En cualquier caso, trabajan para que se cierre cuanto antes y cabe decir que los plazos en este tipo de operaciones suelen ser conservadoras.

Los plazos de la fusión de Caixabank y Bankia

Cuando Caixabank y Bankia reciban las autorizaciones pendientes, la fusión se inscribirá en el registro y la entidad contralada por La Caixa absorberá a la que preside José Ignacio Goirigolzarri. Entonces el consejo formalizará el nombramiento del directivo vasco como presidente de Caixabank, mientras que Gonzalo Gortázar seguirá siendo consejero delegado.

En ese momento empieza otro proceso que es quizá el más difícil: la integración tecnológica, que se prevé dure lo que queda de año. También tendrán que encajarse los diversos equipos y se producirán, previsiblemente, algunos cambios en las direcciones de Caixabank.

A línea de calle, también se deberá poner sobre la mesa el plan de cierre de oficinas y reducción de plantilla. Ambos bancos suman más de 6.400 oficinas. Según algunas previsiones, como la de Barclays, quedarían activas unas 5.000. Con respecto a la salida de empleados, se han publicado datos entre las 5.000 y las 10.000 personas, si bien ninguna de forma oficial.