Cellnex quiere doblar su tamaño en 2025 a base de más compras

El gestor de infraestructuras de telecomunicaciones avanza sus previsiones para los próximos años

Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex

Francia, Italia, Polonia y Reino Unido son algunos de los países en los que Cellnex ha aterrizado con el objetivo de convertirse en el operador neutro de infraestructuras de telecomunicaciones en Europa. Pero su plan no ha terminado, pues el número de operaciones, pese a la aparición de competidores, continuará en los próximos años. Y eso se traducirá en más crecimiento: duplicar su tamaño desde este 2021 a 2025 (o triplicar en cinco años, desde 2020).

Así lo ha explicado la compañía en la rueda de prensa posterior a la presentación de resultados anuales de 2020, en la que se han repasado las principales cifras de la cotizada española: crecimiento de los ingresos en un 55%, subida a doble dígito del ebitda (+74%) y aumento de las pérdidas como consecuencia de más gastos financieros y amortizaciones por las compras efectuadas.

Y es que Cellnex ha invertido ya 37.000 millones de euros en operaciones de crecimiento desde que salió a bolsa. El ritmo de adquisiciones se ha acelerado en el último año, en el que se destinó aproximadamente 16.000 millones de euros.

La compañía cuyo presidentes es Bertrand Kan ha cerrado durante el pasado año compras en Portugal (3.000 emplazamientos), Polonia (7.000 emplazamientos) y otros países de manera conjunta tras la operación con Hutchinson.

Para este año y los siguientes Cellnex quiere seguir en modo compra. La firma de telecomunicaciones siempre analiza todas las operaciones que encajen en las condiciones marcadas para su hoja de ruta, como la ubicación de los emplazamientos. En este sentido, la compañía ha vuelto a insistir que solo mira a Europa.

Cellnex sigue mirando a Europa como territorio por el cual expandirse durante los próximos años

¿Qué países serán? Es difícil saber con exactitud las nuevas plazas en las que aterrizará Cellnex o ampliará su presencia. Un reciente informe de Barclays analizaba algunas de las últimas operaciones y pronosticaba más compras en Austria y Alemania.

El mercado de las telecomunicaciones se inclina cada vez más por modelos de gestión como el de la compañía española, que pasa por adquirir los activos a compañías como Telefónica para gestionarlas directamente y convertirse en casero de estas operadoras y otras.

En este sentido, Cellnex busca tener, como mínimo, dos “clientes ancla” por emplazamiento. Este término hace referencia al número de operadores instalados como inquilinos en sus torres de cobertura. Un mayor número de clientes ancla asegura más ingresos a largo plazo.

Ingresos por más de 4.000M en 2025

Entre las previsiones que ha dado Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex, se observa un crecimiento significativo y constante en tres parámetros: ingresos, resultado de explotación y flujo de caja.

Estos incrementos se han tenido en cuenta a partir de las previsiones ya estimadas para este 2021. Si se analiza la evolución a cinco años, los resultados proyectados supondrían triplicar el tamaño de Cellnex.

Para su facturación, la compañía espera una horquilla que se situará entre los 4.100 y los 4.300 millones de euros para 2025. Para el ebitda, por su parte, se espera un resultado que oscile entre los 3.300 y los 3.500 millones de euros. El flujo de caja escalaría, como máximo, a los 2.200 millones y, como mínimo, 2.000 millones.