Patrocinado por

Codorníu perdió 11 millones en 2020

La compañía ya recuperó los niveles 'prepandemia' y a falta de cerrar la campaña 2020/2021 confía en repetir el resultado de explotación positivo cosechado en el ejercicio 2019/2020

El consejero delegado de Raventós Codorniu, Sergio Fuster. EFE/Susanna Sáez

El impacto de la pandemia echó por tierra las previsiones de Codorníu. El decano del cava logró una mejora de su operativa a lo largo de la campaña 2019/2020 –hasta el 30 de junio– que no fue suficiente para abandonar los números rojos. Si el año anterior los efectos del expediente de regulación de empleo (ERE) provocó un agujero de 10,2 millones, en esta ocasión las pérdidas fueron de 11,1 millones.

Según las cuentas consolidadas depositadas en el Registro Mercantil, el grupo cerró su año fiscal de nuevo en rojo. Las pérdidas llegaron en gran parte motivadas por la caída de las ventas por culpa del coronavirus, especialmente dura en el sector de la hostelería, que se desplomó entre un 30% y un 50% según el mes. La restauración representa aproximadamente la mitad de los ingresos de la organización controlada por el fondo de inversión Carlyle.

La empresa española cerró el ejercicio con unas ventas brutas de 179,9 millones que tras los descuentos comerciales aplicados quedaron realmente en 150,5 millones por los 166,5 millones del año anterior.

Codorníu presento un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que le sirvió para recortar costes durante los primeros meses de la pandemia. La compañía logró con ello obtener un resultado de explotación positivo de 1,4 millones de euros. La firma sí consiguió dar la vuelta a este apartado de la cuenta de resultados, que fue de -4,2 millones en el ejercicio 2018/2019.

Por culpa del golpe, la organización llegó a incumplir las ratios exigidas por la banca en el crédito de 157 millones solicitado por Carlyle en su nombre cuando se hizo con más del 60% del capital. La infracción pudo haber costado el anticipo de los vencimientos, pero Société Générale –el banco agente de la operación– perdonó la ejecución. Ahora, la normalidad ya se encuentra reestablecida.

Codorníu se recupera en 2021

Tras probablemente el año más complicado de su historia, Codorníu aspira a la recuperación en el ejercicio 2020/2021. Apenas una veintena de días después de cerrar el año fiscal, todavía faltan semanas para conocer los resultados consolidados de la empresa. El consejero delegado, Sergio Fuster, repitió en numerosas entrevistas a lo largo del último año que confía en cerrar la campaña de nuevo con un resultado de explotación positivo.

Para lograrlo, la sociedad invirtió 10 millones de euros en el mejor posicionamiento de sus marcas, la transformación digital y la mejora de sus procesos y la ampliación de la plantilla.

Codorníu superó el 30% de cuota de mercado en la campaña navideña

Como argumento tiene la escalada de las ventas. En el último trimestre ya se encuentran en niveles prepandemia, explican fuentes del sector. La campaña navideña fue buena, abundan las mismas voces, y se consiguió cerrar el trimestre diciembre-febrero con una cuota de mercado del 31,4% (+0,5) en España, según datos de Nielsen.

No obstante, el motor de la recuperación es la venta internacional, que ya ronda el 50% del total frente al 35% de 2019. La compañía ganó presencia en Alemania, Reino Unido y Bélgica. En la hoja de ruta está conseguir a medio plazo que el 80% de los ingresos provenga del mercado exterior.

Carles Huguet