Dia frena la sangría de ventas pese a cerrar 450 tiendas

La cadena de supermercados cierra el año 2020 con un crecimiento del 0,2% de los ingresos en tienda gracias a la explosión del consumo durante la primera ola de la pandemia

Tras cinco años de depresión en las ventas, los supermercados Dia cerraron 2020 con brotes verdes. En un año marco por la explosión del consumo de productos básicos durante la primera oleada del coronavirus, la cotizada española consiguió incrementar el 0,2% su facturación en tienda frente al año anterior. De los 6.870,4 millones ingresados en 2019 se saltó a 6.882,4 millones de euros.

Aunque pequeño, el ascenso se produce en un contexto de cierre de tiendas para la cadena propiedad del magnate Mikhail Fridman. Sin tener en cuenta este efecto, las ventas hubiesen crecido el 7,6%. La firma hizo públicos los datos del último trimestre del pasado ejercicio, que se saldó con una vuelta al descenso de los ingresos: bajaron el 5,6%. A punto estuvo de costarle los números negros en 2020. Hasta octubre, el crecimiento acumulado de las ventas era del 2,2%.

La caída es inferior al recorte de establecimientos impulsado por Stephan DuCharme, consejero delegado del grupo. Dia cerró la temporada con 6.169 locales, 457 puntos de venta menos de los que tenía a finales de la campaña anterior. De ahí que en la empresa haya optimismo tras los resultados conseguidos.

A superficie comparable, los supermercados hubiesen terminado el cuarto trimestre del ejercicio con un incremento de las ventas del 6,9%. “El comportamiento positivo de las ventas comparables durante el trimestre se debió al impacto de las mejoras operativas continuas, así como la mejor oferta de frescos”, celebró DuCharme.

Las ventas de Dia, país a país

España y Portugal han mantenido su trayectoria positiva, mientras que la racionalización de nuestra red de tiendas y el efecto divisa en Brasil y Argentina afectaron el desempeño general de las ventas netas del grupo”, desgranó el dirigente.

Con el peso de dos tercios de las ventas, el mercado español consiguió crecer el 9% en el último trimestre de 2020 a pesar del recortar un 8% el número de tiendas. “Hay un fuerte crecimiento like for like sostenido en la mejora del surtido e impulsado por la venta de frescos”, detalló la compañía. En Portugal, la ascensión fue del 7,6% a pesar de las restricciones horarias impulsadas por el gobierno luso.

Peor comportamiento tuvieron las tiendas de Dia en Brasil y Argentina, con un desplome de las ventas netas superior al 30% por culpa del efecto divisa. Al margen del impacto del cambio de moneda, en Brasil la caída fue del 6% con una bajada del 11% del número de tiendas. En Argentina, las ventas llegaron a crecer el 26% en la moneda local.