El dueño de los supermercados Dia, contra Putin: Fridman pide el fin de la «tragedia» de Ucrania

Ha mostrado su punto de vista en una carta para sus trabajadores de LetterOne en Londres

El primer accionista de DIA, Mikhail Fridman, en una imagen de archivo. EPA PHOTO/EPA/Yuri Kochetkov

Mikhail Fridman, uno de los hombres más ricos de Rusia y dueño de la cadena de supermercados Dia, ha expuesto que la guerra en Ucrania le parece una «tragedia» y ha pedido que este conflicto finalice. En una carta mandada este viernes pasado a sus empleados de la empresa LetterOne en Londres, el billonario ha expresado que estaba «convencido» de que «la guerra nunca puede ser la respuesta».

Según informa el diario Financial Times, la misiva dice así: «Nací en el oeste de Ucrania y viví allí hasta los 17 años. Mis padres son ciudadanos ucranianos y viven en Lviv , mi ciudad favorita». Y continúa: «Pero también he pasado mucho tiempo de mi vida como ciudadano ruso, haciendo negocios. Estoy profundamente unido al pueblo ucraniano y ruso y veo el conflicto actual como una tragedia para ambos».

La realidad es que más allá del pesar sentimental del magnate ruso, con las sanciones cada vez más duras sobre la economía rusa, son muchas de sus empresas las que van a verse afectadas por ellas. Y en consecuencia, verá tocada su gran fortuna.

Y es que, como informa el diario El Español, además de tener casi el 70% del supermercado Dia, es el fundador de la entidad bancaria Alfa Bank. Así, con los paquetes de medidas aprobados por la Unión Europea (UE) que pretenden afectar al 70% de su sistema bancario atacando a sus bancos con el objetivo de parar a Rusia en su invasión a Ucrania, este multimillonario se verá irremediablemente afectado. Su historia es esta: Tras la caída de la URSS, Fridman, que actualmente vive en Londres, constituyó un banco comercial, Alfa Bank, que controla a través de la sociedad ABH Holdings.

Esta empresa es uno de los bancos privados más importantes de Rusia. A este banco, junto a Bank Okritie, como consecuencia de las sanciones emprendidas por la UE, se les impedirá refinanciarse en los mercados europeos.

La razón es que, aunque sea un banco privado, la Unión Europea considera que está ligado al régimen. Así, tanto su cercanía al régimen como las sanciones podrían afectar a la elevada fortuna del magnate.

Su fortuna ha ido disminuyendo

Según el índice de multimillonarios mundial de Bloomberg, a 31 de marzo de 2021, su fortuna asciende a algo más de 12.000 millones de euros, lo que le sitúa en la posición número 140. Pero con el paso del tiempo ha ido menguando.

Hace cuatro años estaba en el puesto número 94. Además, ya no está entre los 10 rusos más ricos.