El coronavirus hace un ‘roto’ a Europcar de 50M por las restricciones a la movilidad

La compañía de rent-a-car propiedad del fondo de inversión Eurazeo aplica un recorte al valor de su filial Goldcar por las restricciones en España

No hay dudas sobre si 2020 fue un mal año para las compañías de transporte en España. La pandemia del coronavirus y las consiguientes restricciones segaron el negocio de las firmas de movilidad. Y Europcar, una de las compañías líderes de alquiler de vehículos en el país, también sufrió. La compañía controlada por el fondo de inversión Eurazeo, expropietario de la española Desigual, se vio obligada a recortar el valor de su filial Goldcar al cierre de año.

Contactados por Economía Digital, la compañía con sede en París (Francia) justifica su decisión por el “impacto significativo en nuestro negocio de ocio” en España. “Tomamos un enfoque conservador en la recuperación reflejada en nuestra previsión de flujo de caja que llevó a una depreciación de 48 millones de euros de valor en nuestro balance”, añaden.

Y es que España fue, según explicó ante los analistas el CFO de la firma francesa, Luc Péligry, uno de los países con peor respuesta por las restricciones, junto a Portugal e Italia, otros dos enclaves del sur de Europa donde trabaja Europcar y en los que el sector del ocio acusó más la crisis sanitaria.

Europcar planteó un ERE en España para más de 200 trabajadores a final de 2020

Otra de las consecuencias de la pandemia para Goldcar fue que se vio obligada durante el pasado año a plantear un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para aproximadamente 252 trabajadores.

La medida no solo afectaba a sus trabajadores, sino a sus centros de operaciones. El despido colectivo iba acompañado del cierre de 13 oficinas y la externalización de 9 de sus centros de trabajo. El personal afectado trabajaba en las oficinas de los aeropuertos y en las estaciones de AVE, principalmente.

De acuerdo a la información enviada a inversores por parte del grupo francés el pasado 7 de abril, Europcar Mobility tuvo que acogerse durante los peores meses de la pandemia al oxígeno del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y de la banca. En concreto, la compañía se puso en manos de Bankia y BBVA ante la necesidad de liquidez y pidió créditos de hasta 100 millones de euros. El plácet de las entidades financieras llegó en el mes de mayo.

A nivel global, los resultados tampoco fueron positivos. La firma de alquiler de vehículos contabilizó unas pérdidas netas de 645 millones de euros al cierre de 2020. La cifra contrasta enormemente con las ganancias de 29,6 millones de euros conseguidas un año antes.

Menos coches ante la caída del turismo

La respuesta de la compañía estuvo motivada por cómo el coronavirus hizo mella en el rent-a-car. El sector no tuvo otra salida que retirar aproximadamente 100.000 coches de las carreteras españolas, según datos recopilados hasta el mes de junio a partir de los boletines estadísticos mensuales que elabora Aneval, la principal patronal.

La caída del turismo internacional en España fue otro de los factores que explica el mal año de la compañía, que acostumbra a apoyar su negocio en los viajeros de dentro y fuera del país que alquilan sus vehículos para sus vacaciones. En España, los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) señalaron una caída histórica, con una caída del 84,9% de turistas respecto a 2019.

Afortunadamente, el levantamiento de las restricciones tras el fin del primer estado de alarma ayudaron a que las reservas repuntaran. Tanto Europcar como Goldcar registraron en España un aumento de un 190% desde el 11 de mayo del pasado año. El incremento de la demanda llegó principalmente de países extranjeros, sobre todo europeos, con vistas al mes de julio y posteriores.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.