El Corte Inglés cierra en enero uno de sus centros comerciales emblemáticos de Barcelona

El Corte Inglés cierra definitivamente en enero su centro Francesc Macià de Barcelona. La plantilla será reubicada en otros establecimientos del grupo

El Corte Inglés./ EFE

Ya es oficial. El Corte Inglés de Francesc Macià, ubicado en el número 471 de la Diagonal de Barcelona, bajará la persiana definitivamente la segunda quincena de enero, una vez que terminen las campañas de Navidad y Reyes. La plantilla, de aproximadamente 150 personas, será recolocada en otros centros del grupo de grandes almacenes de la capital catalana, principalmente en el de Diagonal-María Cristina y, en menor medida, en Plaça Catalunya

Así lo han confirmado fuentes de la compañía de distribución a Expansión. Sin embargo, no es ninguna sorpresa. Este establecimiento, propiedad del empresario catalán Pedro Alonso Aguëra, a través de su sociedad AM gestió, ya tenía fecha de caducidad desde el verano de 2019, cuando se lo compró a El Corte Inglés por 152 millones de euros.

La intención de Alonso era transformar el edificio en oficinas, pero manteniendo a su vez la parte comercial, un planteamiento que recibió el visto bueno del Ayuntamiento. Incluso se especuló con la posibilidad de mantener abierto el supermercado del centro, algo que finalmente quedó descartado. La idea inicial era que El Corte Inglés abandonara el inmueble este verano, pero la pandemia de coronavirus provocó ciertos cambios en el calendario y obligó a retrasar la macha.

Con el de Francesc Macià ya son dos los centros de El Corte Inglés que cierran sus puertas en Barcelona. El primero fue el que se situaba entre las Ramblas y Plaça Catalunya, que había pertenecido a la británica Marks & Spencer. Ahora se ha transformado en un Primark.

Imagen de archivo de El Corte Inglés Francesc Macià./ EFE

Las agencias de viajes de El Corte Inglés reducen aún más su actividad

Y aunque el cierre de este establecimiento ya estaba previsto antes de que la pandemia de coronavirus golpeara a la sanidad y la economía española, El Corte Inglés se está viendo obligado a echar las persianas en algunos de sus centros ante la crisis, al menos temporalmente. En concreto, las más perjudicadas son sus agencias de viajes.

En estos locales se ha acortado los horarios, medida que se aplicará, de momento, en noviembre y diciembre, según comunicó este lunes en la reunión de seguimiento del ERTE que se inició el 1 de octubre y que se alargará hasta agosto de 2021.

Viajes El Corte Inglés solo tiene abiertos menos de 150 de sus 420 puntos de atención al público. En concreto, los que se encuentran dentro de sus centros comerciales, mientras que la mayoría de los que están a pie de calle siguen cerrados desde marzo y sin fecha de apertura mientras la situación del turismo sea tan desesperada.